— ENLACES PATROCINADOS —
Estudios Biblicos

¿Cómo predicó Jesús? -¿Qué dice la Biblia?

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Lunes, 26 de enero del 2015 ID: 201500000823

Síguenos en Facebook



En este artículo veremos la forma de predicar de Jesús, ¿El mensaje de Jesús lo dio con mucho amor, paciencia y ternura? O acaso ¿El mensaje de Jesús lo dio de una manera enérgica y dura? O ¿Ambas? En este artículo lo veremos. 

Primero veamos algunos ejemplos en donde Jesús predicó con mucho amor, paciencia y ternura.

Jesús llama a todos los trabajados y cargados para que descansen en Él:

Mateo 11:28
 "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar."

Jesús le dice a un paralítico ten ánimo hijo y luego lo sana:

Mateo 9:2 "Y sucedió que le trajeron un paralítico, tendido sobre una cama; y al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: ten ánimohijo; tus pecados te son perdonados."

Jesús tuvo compasión de las multitudes que estaban como ovejas sin pastor:

Mateo 9:36 “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.”

Jesús pide misericordia, Él vino a llamar a los pecadores para que se arrepientan, no ha venido por los justos si no por los pecadores para que se arrepientan:

Mateo 9:13 "Id, pues, y aprended lo que significa: misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justossino a pecadores, al arrepentimiento."

Jesús salva a una mujer que iba a ser apedreada por la multitud y además le dice que Él tampoco la acusa:

Juan 8:7 “Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.”

Juan 8:10-11 “Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? 11 Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.”

Jesús tuvo compasión de la multitud que lo seguía y realizó un milagro para darles de comer:

Marcos 8:2 “Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer;”

Así podemos ver muchísimos versículos en donde Jesús predica con amor y ternura a las multitudes que están como ovejas sin pastor, así como también hizo muchos milagros para ayudarlos.

Muy bien, a este punto podríamos decir que el mensaje de Jesús lo dio con mucho amor y ternura, pero fue la única manera de predicar de Jesús, la respuesta es NO y mentiríamos al decir que sí, veamos ahora pasajes en donde Jesús predicó duramente:

Jesús los llama serpientes y les pregunta que como piensan escapar del infierno:

Mateo 23:33 "!!serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?"

Jesús los llama hipócritas y que en vano le honran:

Mateo 15:7-9 "hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: 8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. 9 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres. "

Jesús enseña que no ha venido a traer paz a la tierra si no espada, esto porque el Evangelio va a hacer una división entre los que acepten a Jesús y los que lo nieguen:

Mateo 10: 34 “No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada”.

Jesús dice que el que no permanece en Él será echado al fuego:

Juan 15:6 “El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden

Jesús dice claramente y sin temor quienes no son dignos de Él:

Mateo 10:37-39 “37 El que ama a padre o madre más que a míno es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; 38 y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. 39 El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.

Así podemos ver muchos versículos donde Jesús hablo de forma dura y fuerte.

Ahora bien ¿Se contradice Jesús? ¿Cuál de las dos formas debemos utilizar para predicar? La amable y apacible o la fuerte y severa.

La respuesta es: no se contradice, debemos utilizar ambas, dependiendo a quién va dirigido el mensaje.

Cuando Jesús habló con mucho amor y suave fue a los que no conocían el Evangelio, a los que andaban como ovejas descarriadas, a los enfermos, a los pecadores que tenían vergüenza de su pecado, es decir a todos los que sufrían por causa de su pecado y desconocimiento de la Palabra de Dios, recuerden que Jesús mismo dijo he venido a llamar a los pecadores, recordemos esto:

Lucas 15:7 “Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.”

Así es, a esos pecadores es a los que hay predicarles el Evangelio con compasión, sabiendo que si no se arrepienten irán a una eternidad sin Dios. Se nos llama a recibir a los débiles en la fe:

Romanos 14:1 “Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones.”

Por otro lado, a los que Jesús les habló duro fueron a los que conociendo el Evangelio no lo guardaban, a los que conociendo el Evangelio se volvían atrás, recordemos que escrito está:

2 Pedro 2:21 “Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.”

Por eso Jesús le habló tan duro a los fariseos, que sabiendo el camino de justicia lo torcían con sus mandamientos de hombres engañando al pueblo, por eso Jesús les dijo generación de víboras, e hipócritas porque eran hombres que predican que no hay que pecar en algo sabiendo ellos que cometen el mismo pecado.

La Escritura nos manda a no juntarnos con hermanos que se desvían:

1 Corintios 5:11 “Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermanofuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.

Así es, se nos llama a recibir al débil en la fe, pero con los que ya son hermanos y conocen el Evangelio y vuelven a sus pecados se nos llama a ni siquiera comer con ellos.

Al borracho, por ejemplo, que no conoce de la Palabra de Dios, hay que presentarle el Evangelio con amor con dulzura, teniendo compasión de Él, Jesús anduvo con pecadores para predicarles el mensaje.

Cosa muy diferente es que un hermano que ya conocía el Evangelio se devuelva a su pecado, al lugar de donde salió, en esos casos hay que reprenderlo fuertemente para que salga de allí y se arrepienta y no se condene por la necedad de volver atrás:

2 Pedro 2:22 "Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno."

Conclusión

Jesús utilizó ambas formas de predicación, dependiendo a quién iba dirigido el mensaje, así lo debemos hacer nosotros, al débil en la fe recibirlo, comer con él, presentarle el Evangelio, no así a los hermanos o predicadores, que conociendo el camino de Verdad no lo guardan y se devuelven al lugar de donde salieron.

Jesús reprendió abiertamente y ante todo el pueblo a los falsos maestros que engañaban al pueblo y los llevaba por una camino de perdición, lo mismo debemos hacer nosotros, por amor a las almas que los siguen.

Ambas formas de predicar están llenas de amor, la primera de un amor por un alma que no conoce el Evangelio y la segunda amor por el alma del hermano al cual hay que reprenderle para que se arrepienta y salga del pecado del que alguna vez había salido y volvió a caer.

Bendiciones

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Proverbios 21:19 (RVR 1960)

Mejor es morar en tierra desierta que con la mujer rencillosa e iracunda.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...