— ENLACES PATROCINADOS —
Sectas & religiones

¿Las imágenes o estatuas, que dice la Biblia de ellas?

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Lunes, 14 de octubre del 2013 ID: 201500000732

Síguenos en Facebook



Nuestros amigo(a)s católico(a)s cuando tocamos con ellos el tema de las imágenes en las Iglesias y en sus casas, el cómo se inclinan ante ellas, el cómo hacen procesiones donde las sacan en hombros, el cómo realizan viajes largos para ir a visitarlas caminando, nos dicen que no hay ningún problema con eso, que Dios no se va a enojar con ellos por eso, porque ellos lo reconocen como su único Dios por lo tanto no comenten pecado al hacerlo.

Para este análisis vamos a ver primero que nos dice la Biblia en el Antiguo Testamento sobre esto y después en el Nuevo Testamento. 

Antiguo Testamento


En los 10 mandamientos Dios establece esto:

Éxodo 20:4-5 “4No te harás imagenni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierraNo te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, “

Es bastante claro, muchos católico(a)s dicen: yo tengo imágenes, pero no las adoro, pero el versículo es claro, NO te harás imagen, ni te inclinarás ante ellas, el versículo no sólo dice que no se deben adorar sino que no se deben honrar, además dice que no te inclinarás y que ni siquiera se deben hacer! Porque Dios es un Dios celoso y Él es el único ante el cual debemos inclinarnos y al cual debemos dar toda honra de todo lo que pasa hace en nuestras vidas. Vemos otro versículo casi idéntico:

Deuterenomio 5:8 “8No harás para ti esculturani imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierraNo te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, “

Muy bien esta orden está entre los mandamientos que Dios dio, vemos como otro de los grandes profetas también toca este punto:

Isaías 44:9-11 “La insensatez de la idolatría 9 Los formadores de imágenes de talla, todos ellos son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es útil; y ellos mismos son testigos para su confusión, de que los ídolos no ven ni entienden10 ¿Quién formó un dios, o quién fundió una imagen que para nada es de provecho11 He aquí que todos los suyos serán avergonzados, porque los artífices mismos son hombres. Todos ellos se juntarán, se presentarán, se asombrarán, y serán avergonzados a una”.

Se aprecia como el profeta Isaías indica que las imágenes de talla son vanidad y para nada útiles, que son confusión, ídolos que ni ven ni entienden, no son para nada de provecho porque los creadores son los mismos hombres, en Isaías se toca más este tema:

Isaías 48:5 te lo dije ya hace tiempo; antes que sucediera te lo advertí, para que no dijeras: Mi ídolo lo hizo, mis imágenes de escultura y de fundición mandaron estas cosas.

Se reprende el que no se diga mí imagen de escultura hizo esto o lo otro, el profeta Habaruc también habla de esto:

Habaruc 2:18-20 “18 ¿De qué sirve la escultura que esculpió el que la hizo? ¿la estatua de fundición que enseña mentira, para que haciendo imágenes mudas confíe el hacedor en su obra19 !!Ay del que dice al palo: Despiértate; y a la piedra muda: Levántate! ¿Podrá él enseñar? He aquí está cubierto de oro y plata, y no hay espíritu dentro de él20 Mas Jehová está en su santo templo; calle delante de él toda la tierra.”

Al igual que Isaías indica el error de confiar en las imágenes, que de nada sirve. Así podemos agregar más versículos pero con estos está clara la idea.

Algunos amigos católico(a)s nos dicen que en el Antiguo Testamento Dios mandó a hacer imágenes, vamos a ver estos versículos:

Éxodo 25:18-20 “8 Harás también dos querubines de oro; labrados a martillo los harás en los dos extremos del propiciatorio. 19 Harás, puesun querubín en un extremo, y un querubín en el otro extremo; de una pieza con el propiciatorio harás los querubines en sus dos extremos. 20 Y los querubines extenderán por encima las alas, cubriendo con sus alas el propiciatorio; sus rostros el uno enfrente del otro, mirando al propiciatorio los rostros de los querubines.”

Muy bien en este versículo vemos como Dios ordena hacer dos querubines, pero veamos otros versículos:

Número 21:7-9 “Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía.”

En este versículo también vemos como Dios ordena a Moisés hacer una serpiente de bronce para sanar al pueblo que estaba siendo castigado. Veamos uno más:

2 Crónicas 10:7,10-14 “7 Así que cubrió la casa, sus vigas, sus umbrales, sus paredes y sus puertas, con oro; y esculpió querubines en las paredes. …10 Y dentro del lugar santísimo hizo dos querubines de madera, los cuales fueron cubiertos de oro. 11 La longitud de las alas de los querubines era de veinte codos; porque una ala era de cinco codos, la cual llegaba hasta la pared de la casa, y la otra de cinco codos, la cual tocaba el ala del otro querubín. 12 De la misma manera una ala del otro querubín era de cinco codos, la cual llegaba hasta la pared de la casa, y la otra era de cinco codos, que tocaba el ala del otro querubín. 13 Estos querubines tenían las alas extendidas por veinte codos, y estaban en pie con los rostros hacia la casa. 14 Hizo también el velo de azul, púrpura, carmesí y lino, e hizo realzar querubines en él. “

Vemos como en este versículo Dios ordena a Salomón hacer el templo y le da las órdenes precisas de cómo hacerlo, incluyendo a las imágenes de los querubines, dando detalles como el material que debe usar y el tamaño.

Muy bien la pregunta es: ¿Se contradice la Biblia, porque en estos versículos Dios manda a hacer imágenes? La respuesta es NO.

Analicemos que tienen en común estos 3 versículos utilizados por los amigos Católico(a)s: en los 3 versículos Dios es el que ordena hacer las imágenesuna orden directa de Dios.

Dios es nuestra máxima autoridad y Él puede ordenar hacer cualquier cosa, incluso si está contra los mandamientos dejados al hombre, veamos un ejemplo de esto en la vida cotidiana:

La Ley de tránsito dice: No pasarás con tu carro cuando la luz esté en rojo, si lo haces serás castigado, muy bien, entonces la ley se respeta o se recibe una multa, pero ¿Qué pasa si un inspector de tránsito está bajo el semáforo y te ordena pasar aunque la luz esté en rojo? Lo haces verdad, porque el tráfico tiene más autoridad que el semáforo, aunque se incumpla la ley de no pasar en rojo, pues lo mismo es con Dios, se le debe obedecer aunque lo que ordene vaya contra su propia ley, porque Él está sobre la ley, significa esto que siempre se cruzará en rojo, NO, solo cuando sea una orden directa de la autoridad de tránsito, pues lo mismo vemos con esos versículos, fue Dios quien dio la orden para romper la regla!

 

Nuevo testamento


Algunos amigo(a)s católicos dicen, que esta ordenanza de Dios es del Antiguo Testamento y que el Nuevo Testamento no habla nada al respecto, grave error! El Nuevo Testamento lo hace y lo más escalofriante es que lo habla el libro del Apocalipsis en el relato de la Gran Tribulación:

Apocalipsis 9:20 “Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar;

Vemos que el versículo indica que en los tiempos finales las personas que van a pasar por la gran tribulación no se arrepienten y siguen adorando imágenes, de oro, plata, bronce, piedra y madera, incluso aún después de haber pasado por plagas terribles.

Todos sabemos que el diablo odia todo lo que Dios ha ordenado y contradice todo lo que Él nos ordena, pues con el tema de las imágenes sucede lo mismo, Dios ordena no crear imágenes y el diablo ordena crearlas, Dios dice que no se deben adorar y el diablo dice que las adoren, veamos esto en el relato de los tiempos finales:

Apocalipsis 13:11,14 “Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. …Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. “

Apocalipsis 13:15 “Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.”

Sorprendente verdad, primero ordena hacerla y luego ordena que la adoren, todo lo contrario a lo que Dios dice de las imágenes, cabe mencionar que Dios castigará a todos los que adoren a la imagen de la bestia:

Apocalipsis 14:9 “9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, 10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; “

Conclusión

Amigo(a)s católicos queda muy claro que desde un inicio a Dios no le gustó que el hombre hiciera imágenes, para inclinarse ante ellas, para rendirles honra, para atribuirles cosas que no pueden hacer, porque ni hablan ni escuchan ni tienen Espíritu, sólo vemos que Dios ordenó crear ciertas imágenes en el pasado, pero por orden expresa de Él, para decorar el templo y decorar el arca de la alianza, donde Él hasta las medidas de construcción dio, pero esto es muy diferente a imágenes creadas por inspiración humana sin orden directa de Dios, que de nada sirven.

Algunos amigo(a)s católicos nos dicen, yo no les rindo honra, ni me inclino, ni les oro, simplemente las tengo para acordarme de Dios, como a una foto de un familiar, y nos preguntamos ¿Cómo es posible que para acordarte de tu Dios necesites una imagen o estatua? Cuando en la misma Biblia dice:

Lucas 21:36 “36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.”

Salmos 119:15-17 “15 En tus mandamientos meditaré; Consideraré tus caminos. 16 Me regocijaré en tus estatutos; No me olvidaré de tus palabras.”

No necesitas imágenes para acordarte de Dios, Jesús no necesitaba de imágenes para acordarse de su Padre, Jesús nunca se inclinó ante alguna imagen, nunca le oró a una imagen, nunca le dio gracias a una imagen por algo.

Si aún después de todo esto tienes dudas, te dejamos estas preguntas, ¿Qué pasa si no tienes imágenes en tu casa? ¿Perderás tu fe? ¿Para qué tener imágenes de santos, vírgenes, papas? ¿Si al fin y al cabo el que murió por ti fue Jesús?, ¿Necesitas de una imagen para acordarte de Jesús? ¿No crees que deberías de acordarte de él en todo momento?

Esperamos que este artículo, así como otros que hemos publicado haya sido de ayuda, comparte este artículo con tus amigo(a)s católico(a)s

Bendiciones!

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

1 Corintios 15:24 (RVR 1960)

Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...