— ENLACES PATROCINADOS —
Estudios Biblicos

¿Un cristiano puede juzgar? ¿Qué dice la Biblia?

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Lunes, 12 de mayo del 2014 ID: 201500000792

Síguenos en Facebook



En este artículo analizaremos si un cristiano puede juzgar, leeremos qué nos dice la Escritura respecto a este tema. Muchos cristianos indican que no se debe juzgar a otros, puesto que la Escritura misma lo prohíbe, y se fundamentan en los siguientes versículos en donde Jesús dijo lo siguiente:

Mateo 7:1 “No juzguéis, para que no seáis juzgados

Mateo 7:3 “¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?”

Leyendo sólo estos versículos parece que no hay que juzgar, pero Jesús mismo también dijo, cuando una multitud lo juzgaba por sanar en el día de reposo, lo siguiente:

Juan 7:24 “No juzguéis según las aparienciassino juzgad con justo juicio.”

Jesús no dijo que no lo juzgaran, sino que lo juzgaran con justo juicio y no según las apariencias, y así precisamente es como debemos juzgar los cristianos con justo juicio y no según las apariencias, pero entonces ¿Se contradice la Escritura? ¿Se contradice Jesús? ¡En ninguna manera! Vamos a analizar los dos versículos mencionados al inicio, pero juntos, porque pertenecen a un mismo pasaje:

Mateo 7:1-5 “No juzguéis, para que no seáis juzgadosPorque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? !!Hipócritasaca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.” 

Vemos que leyendo ese pasaje, Jesús no se contradice, lo que Jesús enseña es que no hay que ser hipócrita cuando se juzga, no puedes ser un adultero y decir a tu hermano que no robe, porque ambos están en pecado, primero usted deje de adulterar, arrepiéntase de corazón y pida perdón a Dios y luego, ya que anda en santidad, puede ir a ayudar a su hermano diciéndole que robar está mal. Dice saca tu viga y luego saca la paja del ojo de tu hermano, no dice, saca tu viga y no le digas nada a tu hermano. Jesús no se contradice cuando en el libro de Juan 7:24 dijo que juzguen con justo juicio, al contrario confirma el pasaje de Mateo, indicándonos que para poder juzgar debemos primero andar en rectitud, y si no, que no juzguemos porque seríamos hipócritas.

Otra de las cosas que se enseñan en el pasaje, es que así como usted juzgue, así será juzgado. Si usted juzga duramente a su hermano, por ejemplo, porque le mintió una vez y por otro lado usted comete una falta semejante contra otro hermano, mejor ni le diga nada al que le mintió y perdónelo, porque con la misma dureza con que usted lo está juzgando a él, así será juzgado usted por su falta similar.

Vamos a ver otro pasaje donde se nos confirma esto:

Romanos 6:1-6 “Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo. 2 Mas sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según verdad. 3 ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios? 4 ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento? 5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, 6 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras”

Se hace una advertencia muy seria sobre juzgar a alguien por algo y estar haciendo lo mismo, al hacer esto una persona se condena a sí misma, un ejemplo es si juzgas a alguien por fornicar y tú mismo fornicas, no te engañes, "¿Cómo escaparás del juicio de Dios?"

La Escritura nos advierte que no debemos juzgar a los débiles en la fe:

Romanos 14:1-4 “Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opinionesPorque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres. El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido. ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme.”

Cuando una persona es débil es su fe no se le debe juzgar, se le debe recibir, no para juzgarla si no para ayudarla, no para contender sobre opiniones con él, si no para mostrarle la verdad y traerlo a los pies de Cristo.

En el siguiente pasaje Pablo lo confirma, al afirmar haber juzgado, no a las personas que están en el mundo, si no a los que se llamaban a sí mismos hermanos, pero andaban en fornicación:

1 Corintios 5:1-3 “De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. 2 Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción? 3 Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. “

En esta parte del pasaje vimos como Pablo juzgó “he juzgado al que tal cosa ha hecho”, Pablo más adelante aclara que no está hablando de los fornicarios del mundo, a esos más bien hay que hablarles la verdad y no contender con ellos, ni juzgarlos, si no traerlos a la verdad en Cristo, Pablo a los que juzgó fue a los que se llamaban hermanos y estaban dentro de la congregación:

1 Corintios 5:9-11 “Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios10 no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo11 Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.”

Este pasaje es muy importante porque nos confirma que al débil en la fe no se le juzga, porque a ellos hay más bien que presentarles el Evangelio y decirles que es y que no es pecado, veamos otro ejemplo esta vez con Jesús:

Juan 8:7 “Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.”

El pueblo quería apedrear a una mujer fornicaria, tomar el juicio de Dios en sus manos y matarla por su pecado, en vez de tener compasión de ella y mostrarle el camino recto y todos los que la querían apedrear eran pecadores igual que ella, Jesús da un gran ejemplo que al débil en la fe no se le debe juzgar si no ayudarlo, después le dijo yo tampoco te condeno, ve y no peques más:

Juan 8:11 “Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.

Muy diferente es cuando un hermano de la congregación, que conociendo la verdad, anda en pecado, lo que nos queda es orar por él, porque ni siquiera debemos juntarnos con tales, a ellos fue a los que Pablo mencionó que juzgo.

Es más la Escritura nos manda a hacer lo siguiente cuando un hermano persiste en pecar:

1 Timoteo 5:20 “A los que persisten en pecarrepréndelos delante de todos, para que los demás también teman.”

Si no hay que juzgar entonces ¿Cómo podemos reprender a los que andan en pecado delante de todos como se indica en el versículo anterior? ¿El mismo Jesús juzgó a los Escribas y Fariseos delante de todo el pueblo? Jesús también había explicado antes como se debe reprender al hermano dentro de la congregación:

Mateo 18:15-17 “Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.16 Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano.”

Así es, si un hermano peca contra ti o persiste en pecar, hay que hablar primero con él, si no hace caso entonces ir con dos o tres hermanos como testigos, si persiste, entonces denunciarlo a la Iglesia y si aun así persiste no tenerlo más como hermano.

Eso dice Jesús, pero tú, en cambio, dices no deben decir nada, están pecado por juzgar y menos denunciarlo públicamente, eso no se hace. Tú dices no hay que juzgar a los hermanos, pero Jesús dice que hay que hacerlo con justo juicio, no por apariencias y hasta enseña los pasos para reprender justamente a alguien cuando peca. ¿Tú que dices que no hay que juzgar vas a seguir contradiciendo a Jesús? ¿Tú que dices no hay que juzgar, juzgas a pastores de sana doctrina o hermanos verdaderos que denuncian a falsos maestros o hermanos para que la gente pueda salir del engaño y corregir su error, llamándolos pecadores porque juzgan justamente?

Hay cristianos que aunque sepan que un Pastor, por ejemplo, roba y engaña a su pueblo, se quedan allí por temor, pero entonces no están siguiendo la Palabra de Dios, porque la Escritura nos manda a apartarnos de los que toman la piedad como fuente de ganancia:

1 Timoteo 6:5 “disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de gananciaapártate de los tales.”

Te vamos a hacer unas preguntas, tú hablas de tener piedad por tu hermano, misericordia, muy bien, y que Dios es el que juzga y eso es excelente y es cierto, ¿Pero, realmente eres piadoso y misericordioso con tus hermanos? ¿Si tú ves que tu Pastor engaña al pueblo y les predica un Evangelio falso, callas? ¿No te da pesar que un falso maestro le haga eso a tu hermano? ¿Cuándo ves que un cantante “famoso“ se desvía y ya su letra ni de Dios habla, no lo denuncias, permites que otros aún crean que es cristiano, aun cuando tú sabes que ese músico se desvió? ¿Cuándo ves que a tu hermano que no tiene ni para el pase del bus lo hacen “pactar“ con Dios y cuando no se le cumple el milagro le dicen que fue porque no tuvo fe, no tienes lástima de él? ¿No vas a denunciar a los que hacen tales cosas? ¿Dónde está tu misericordia?

Muy bien, a esta altura del artículo podrás decir, muy bien debemos ayudar a nuestros hermanos a salir de los falsos maestros y está bien denunciar públicamente a esos falsos maestros justamente para que los hermanos no caigan en sus manos, pero dices ¿Por qué dicen nombres y apellidos eso es pecado? O usas la frase “Hay que denunciar al pecado, pero no al pecador“, hay personas que usan esa frase casi como que fuera bíblica, pero no lo es.

Te hacemos una pregunta: ¿Entonces tú consideras que Pablo, Apóstol, elegido por el mismo Dios, era un pecador? Tú respuesta será ¡NO! Muy bien, Pablo juzgó con nombres, no denunció solo el pecado, denunció al pecador dando su nombre:

2 Timoteo 4:9 “Procura venir pronto a verme, 10 porque Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia. 11 Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráele contigo, porque me es útil para el ministerio. 12 A Tíquico lo envié a Efeso. 13 Trae, cuando vengas, el capote que dejé en Troas en casa de Carpo, y los libros, mayormente los pergaminos. 14 Alejandro el calderero me ha causado muchos males; el Señor le pague conforme a sus hechos. 15 Guárdate tú también de él, pues en gran manera se ha opuesto a nuestras palabras. ” 

En este pasaje Pablo juzga a Alejandro el calderero, si según tú no hay que juzgar con nombres, también menciona que Demas lo ha desamparado. ¿Por qué Pablo lo hizo? ¿Sólo a Alejandro denunció Pablo? NO, veamos:

1 Timoteo 1:18-20 “Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia, 19 manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos, 20 de los cuales son Himeneo y Alejandroa quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

Pablo le escribe a Timoteo y le dice que se cuide de Himeneo y Alejandro, Pablo denuncia que ellos naufragaron en la fe y los entregó a Satanás para que aprendan a no blasfemar. Pablo le dice que se cuide de ellos y que luche por mantenerse en la fe y buena conciencia, a pero tú atacas a los pastores sanos que denuncian a los falsos maestros para que los hermanos puedan cuidarse de ellos.

La Escritura dice que a las congregaciones vendrán lobos rapaces y ¿Tú quieres que los verdaderos cristianos callemos ante ellos y dejemos al pueblo perecer?

Hechos 20:29-38 “29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. 31 Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno. 32 Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados. 33 Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. 34 Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido. 35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir. 36 Cuando hubo dicho estas cosas, se puso de rodillas, y oró con todos ellos. 37 Entonces hubo gran llanto de todos; y echándose al cuello de Pablo, le besaban, 38 doliéndose en gran manera por la palabra que dijo, de que no verían más su rostro. Y le acompañaron al barco.“

¿Sólo este pasaje habla de los falsos dentro de la congregación? NO, hay infinidad de pasajes donde se nos advierte de esto:

Mateo 7:15-23 “ Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. 20 Así que, por sus frutos los conoceréis. 21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”

¿Cómo los hermanos, más aún los hermanos recién convertidos, se pueden guardar de ellos si nadie los denuncia? ¿Y tú misericordia por ellos? Veamos lo que está en el libro de Juan:

1 Juan 2:19 “Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.

Así es, si salieron es porque estaban dentro de la congregación, falsos maestros, falsos apóstoles, que se disfrazan como Apóstoles de Cristo:

2 Corintios 11:12-15 “12 Mas lo que hago, lo haré aún, para quitar la ocasión a aquellos que la desean, a fin de que en aquello en que se glorían, sean hallados semejantes a nosotros. 13 Porque éstos son falsos apóstolesobreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras. ”

La Escritura nos manda a contender contra estos engañadores, a contender por la fe que ha sido dada a los santos:

Judas 1:3 “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.”

A Jesús no lo querían matar los escribas y fariseos por predicar un Evangelio de paz y amor, por el contrario, lo querían matar porque Jesús los denunció abiertamente ante todos, duramente, poniendo en evidencia delante de todos sus engaños, vamos a ver parte de los versículos de Mateo 23 donde Jesús los denuncia fuertemente:

Mateo 23:13-34 “Mas !!ay de vosotros, escribas y fariseoshipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. 14 !!Ay de vosotros, escribas y fariseoshipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. 15 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. 16 !!Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. 17 !!Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro? 18 También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor. 19 !!Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? 20 Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él; 21 y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita; 22 y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él. 23 !!Ay de vosotros, escribas y fariseoshipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. 24 !!Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello! 25 !!Ay de vosotros, escribas y fariseoshipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia26 !!Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio. 27 !!Ay de vosotros, escribas y fariseoshipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia28 Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad29 !!Ay de vosotros, escribas y fariseoshipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, 30 y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas31 Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas. 32 !!Vosotros también llenad la medida de vuestros padres! 33 !!Serpientes, generación de víboras¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? “

¿Tú qué dices no hay que juzgar, que le habrías dicho a Jesús cuando dijo todo esto? Recordemos que los fariseos y escribas eran los líderes religiosos de ese tiempo, Jesús no atacó a los adúlteros, ni a fornicarios que no conocían el Evangelio, más bien, tuvo misericordia de ellos, pero a estos hombres religiosos que engañaban al pueblo los atacó con todo, por eso buscaban matarle y ¿Tú sigues diciendo, no hay que juzgar, no hay que tocar al ungido, no se debe hablar del hermano, no juzgue que Dios es el que juzga? ¿No den nombres es pecado?

Conclusión

Amado hermano, es tiempo de obedecer a Jesús y juzgar con justo juicio, no al débil en la fe, si no a los hermanos, pastores, apóstoles falsos que engañan al pueblo y no entran al cielo ni dejan entrar a otros.

Los cristianos que denuncian la falsedad de estas personas, no condenamos a nadie, el que los condena es Dios, nosotros denunciamos para que se arrepientan, para que vuelvan a los caminos de Dios y se ora por ellos, pero no podemos callar viendo como miles de almas se pierden.

Cuando hablas de los testigos de Jehová o de los católicos, ahí no tienes temor de decirles que están en un error y eso está bien, para ayudarlos a salir de sus errores doctrinales, pero cuando se trata de los falsos maestros, evangelistas falsos, falsos profetas, cantantes cristianos famosos que se desviaron, súper apóstoles que dicen dar cobertura espiritual a otros, cuando nuestra cobertura espiritual viene de Dios, etc. dentro del mismo cristianismo, callas y es más juzgas a los que juzgan rectamente diciéndoles que pecan, es tiempo de arrepentirte y de hablar la verdad, de denunciar lo que está mal, porque si no hablas y defiendes a los falsos maestros, no sólo eres testigo de cómo se pierde la gente por seguirlos, si no que eres cómplice con ellos.

¡Bendiciones!

 

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Zacarías 9:14 (RVR 1960)

Y Jehová será visto sobre ellos, y su dardo saldrá como relámpago; y Jehová el Señor tocará trompeta, e irá entre torbellinos del austro.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...