— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Noticia Cristiana 281 vistos

Anciana de 103 años: El secreto para una larga vida es Dios

Por: Daniel Mendoza P.
Anciana de 103 años: El secreto para una larga vida es Dios
Fecha: Jueves, 20 de octubre del 2016 ID: 201600000260

Síguenos en Facebook

EE.UU.- A los 103 años de edad, una anciana estadounidense llegó a una conclusión simple: el secreto de una larga vida está ligada a la fe en Dios. Sophia Simko, que actualmente está alojada en una residencia en Pennsylvania, en los Estados Unidos, no sigue ninguna dieta especial para asegurar su longevidad. Dice que come lo que está sobre la mesa y lo que le gusta, según el sitio web Courier Express.

Mientras que muchos creen que sólo la inversión en un estilo de vida saludable asegura más años de vida, la anciana cuenta que la clave para una larga vida y más allá de eso es: “Tener al buen Dios en tu vida”, dijo Sofía.

Nacida en la pequeña ciudad de Stanley, ella recuerda cómo sus “padres maravillosos” siempre la incentivaron a asistir a la iglesia. “Si yo no iba a la iglesia el domingo, yo no tenía permiso para salir del patio”, recuerda. “Tenía buenos padres”.

Hoy Sophia está ciega por causa de la fragilidad de su cuerpo, pero dice con convicción que Dios le dio una buena vida. “Dios ha sido bueno conmigo. Estoy ciega, no puedo ver, pero Dios ha sido muy bueno conmigo. Nunca fumé, no bebí alcohol, nada. He vivido una buena vida”, dijo.

La anciana cristiana generalmente acostumbra a compartir la alegría con los demás en el hogar de ancianos donde vive. Becky Nesbit, DuBois Nursing Home dijo que Sophia les recuerda constantemente a todos sobre el amor de Dios.

“Ella siempre les dice a todos: ‘Dios te ama y yo también’”, dijo Becky: “Para mí, es la señora de todas las señoras”.

La nieta de Sofía, Connie Johnston describió a su abuela como “increíble”. También reconoce que la fe en Dios ha contribuido a su longevidad.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

1 Tesalonicenses 1:10 (RVR 1960)

Y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

Palabras Claves: Testimonios Reflexión

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...