— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 264 vistos

Devocional: Aplicando la Palabra sin demora

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Aplicando la Palabra sin demora
Fecha: Miércoles, 21 de junio del 2017 ID: 201700000633

Síguenos en Facebook

Sant 1:23-24 Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.

Hombres: ¿alguna vez has estado en el trabajo y te tocaste la cara sólo para darte cuenta de que se te olvidó afeitarte? Quizá te distrajiste por el llamado de tu esposa a desayunar o por uno de los niños. Damas: ¿has estado alguna vez en público y de pronto te das cuenta de que se te olvidó aplicar algo de maquillaje? Esas son cosas comunes que ilustran lo que significa escuchar la Palabra de Dios y fallar al accionar.

Santiago 1:23 dice: “Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural” esto no se refiere a una mirada ocasional sino a una mirada cautelosa, cuidadosa y observadora. Esta persona está tomando una buena y larga mirada a sí misma. Oidores de la Palabra no necesariamente son superficiales o casuales en su acercamiento a la Escritura. Pueden ser estudiantes serios de la Palabra. El hecho es que algunos profesores de seminario o maestros de escuela dominical no son verdaderos creyentes. Algunos incluso escriben comentarios y otras obras de referencia bíblica. Tu respuesta a la Palabra, no la profundidad de tu estudio solamente, es el punto con Dios.

Quizá haya algo que la Palabra de Dios te esté enseñando a hacer que has estado posponiendo. Si es así, no te demores más. ¡No seas un oidor olvidadizo!

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Amos 5:12 (RVR 1960)

Porque yo sé de vuestras muchas rebeliones, y de vuestros grandes pecados; sé que afligís al justo, y recibís cohecho, y en los tribunales hacéis perder su causa a los pobres.

Palabras Claves: John MacArthurAplicando la Palabra sin demora Reflexiones

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...