— ENLACES PATROCINADOS —
Reflexión 213 vistos

Cristo es el Creador

Por: Daniel Mendoza P.
Cristo es el Creador
Fecha: Jueves, 17 de noviembre del 2016 ID: 201600000329

Síguenos en Facebook



Col 1:16  Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Cristo creó todo y a todos.

El tamaño del universo es asombroso. El sol, por ejemplo, podría sostener 1.3 millones de planetas del tamaño de la tierra en su interior. La galaxia a la que pertenece nuestro sol, la Vía Láctea, contiene cientos de billones de estrellas. Los astrónomos estiman que hay millones o aun billones de galaxias. ¿Quién creó este asombroso universo? De acuerdo a los falsos maestros de Colosas, no fue Cristo.

Ellos Lo veían como el primero y más importante emanación de Dios, ellos estaban convencidos de que tenía que ser un ser inferior que eventualmente creó el universo material. Creyendo que la materia era malévola, ellos argumentaron que ni el buen Dios ni ninguna emanación pudieron haber creado el universo.

Pero el apóstol Pablo rechazó esa blasfemia, insistiendo en que Cristo hizo todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles. Cuando menciona tronos, dominios, gobernadores y autoridades (v16) se está refiriendo a los diferentes rangos de ángeles. Lejos de ser un ángel, como algunos falsos maestros enseñaron, Cristo creó a los ángeles (Ef. 1:21) La relación de Jesús con el mundo invisible, como su relación con el mundo visible, prueba que Él es Dios, el Creador del universo.

El hombre está, sin duda, interesado en conocer del universo que Cristo creó. Eso es evidente, por ejemplo con la exploración del espacio. Cápsulas espaciales fotografiando la tierra, levantándose sobre el horizonte lunar y satélites, transmitiendo imágenes a nosotros de planetas fuera de los bordes de nuestro sistema solar nos deja impresionados y asombrados.

Aún más asombroso es, no que el hombre haya salido al espacio, sino que Dios haya venido a la Tierra. En Cristo, el Dios invisible que creó todo y a todos se hizo visible ante los hombres. ¡Qué triste es que el hombre vea  el espacio y se niegue a mirar a Aquél que vino a la Tierra!

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Proverbios 24:16 (RVR 1960)

Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; mas los impíos caerán en el mal.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...