— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 59 vistos

Devocional: Convirtiéndonos en ministros eficaces

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Convirtiéndonos en ministros eficaces
Fecha: Lunes, 20 de noviembre del 2017 ID: 201700001317

Síguenos en Facebook



1 Cor 13:4 el amor no se envanece

En 1 Corintios 13:4 Pablo dice que el amor no es jactancioso ni es arrogante. Muy a menudo equiparamos la jactancia con la arrogancia, pero en este pasaje hay una diferencia sutil. La palabra griega traducida como jactancia enfatiza el discurso orgulloso o las acciones, la arrogancia enfatiza la actitud de orgullo que motiva esas acciones.

Las actitudes soberbias de los corintios eran evidentes en varias áreas. En 1 Corintios 4:18-21 Pablo dice “Mas algunos están envanecidos, como si yo nunca hubiese de ir a vosotros. Pero iré pronto a vosotros, si el Señor quiere, y conoceré, no las palabras, sino el poder de los que andan envanecidos. Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder. ¿Qué queréis? ¿Iré a vosotros con vara, o con amor y espíritu de mansedumbre?” Aparentemente algunos pensaban que ya no necesitaban de su instrucción. Después de todo, ellos pensaban, “hemos tenido a los mejores maestros, a Apolos, a Pedro y a Pablo mismo (1 Cor 1:12) así que ¿qué necesidad tenemos de más enseñanza?” El hecho era que tenían suficiente conocimiento como para inflar sus egos, pero lamentablemente eran ignorantes en el amor (1 Cor 8:1)

Era la arrogancia que condujo a la iglesia de Corinto a tolerar la inmoralidad flagrante, “De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción?” (1 Cor 5:1-2) Eran tan orgullosos para enfrentar y corregir esa situación, así que en lugar de ello se jactaban. ¡Aún los paganos no tolerarían ese tipo de comportamiento!

Ese es un cuadro trágico de personas tan cegadas por el orgullo que se habían negado a discernir entre lo bueno y lo malo. Como consecuencia, todas sus actividades espirituales eran contraproducentes. Ellos tenían dones por el Espíritu y alardearon de sus dones, pero les faltaba el amor que transforma  a la gente con dones en un ministro eficaz.

Aprende de los errores de los corintios. Nunca te conformes con sólo actividades espirituales. Deja que el amor motive todo lo que tú hagas. Entonces Dios puede honrar tus ministerios y los puede hacer verdaderamente efectivos para Sus propósitos.

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Proverbios 25:27 (RVR 1960)

Comer mucha miel no es bueno, ni el buscar la propia gloria es gloria.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...