— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 35 vistos

Devocional: Da el siguiente paso

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Da el siguiente paso
Fecha: Lunes, 08 de octubre del 2018 ID: 201700002300

Síguenos en Facebook

Mateo 12:38-50 Jesús se niega a hacer una señal a petición de algunos y luego dice que Su familia es la que hace la voluntad de Su Padre.

Dios no hace acepción de personas, pero hará algunas cosas para algunas personas que no hará por otras.

La sangre pesa más que el agua.

Todos hacemos cosas por nuestra familia que no hacemos por nadie más. El amor familiar triunfa sobre cualquier otro cariño. Los miembros de la familia tienen cierto derecho de favor solo porque son familia. Al mismo tiempo, actuamos más rápidamente para alguien que conocemos bien y tenemos una relación cercana que por alguien lejano.

Cuando algunos fariseos le pidieron a Jesús que le diera una señal, Él se negó. ¿Por qué alguien que abiertamente había hecho tantas señales como sanar enfermos y aún levantar a los muertos se negaría a la petición de los fariseos? Estos fariseos no eran “familia”. Ellos no tenían ningún interés en Jesús por lo que Él era o lo que podría hacer. Ellos buscaban una ocasión para acusarlo.

El favor viene sobre aquellos que están dispuestos a acercarse. Si tú quieres ver a Dios trabajando en tu vida, debes de tener algo más que solo un acercamiento casual con Él. Entre más cercano eres a Dios, más favor te cubrirá. El favor crece con la relación. La iglesia, el cuerpo de Cristo también es la familia de Dios. Aún dentro de esta familia, Dios hará algunas cosas para unos que no hará por otros. Esto no es favoritismo sino favor.

El Padre ama a sus hijos igual pero su favor está más sobre unos que otros ¿por qué? El favor no es un asunto de ganar privilegios. En Cristo todos tenemos los mismos privilegios y el mismo acceso al Padre. El favor es un asunto de escoger libremente aprender lo que le gusta al Rey y lo que Él desea y ajustar nuestras vidas y deseos de acuerdo a eso. Viene de acercarnos a Dios no porque queramos algo de Él sino porque lo amamos y genuinamente deseamos agradarlo y ser como Él. En otras palabras, el favor crece de deleitarnos en el Señor.

Fuimos creados para deleitarnos en nuestra relación con Dios. Cuando nos deleitamos en Él, cuando verdaderamente lo deseamos sobre todas las cosas, esto es cuando Su favor descansa sobre nosotros. Dios ama a todos sus hijos, pero su favor descansa en aquellos que están dispuestos a dar el siguiente paso de aprender lo que Él quiere, ajustar sus vidas de acuerdo a eso y deleitarse en Él.

¿Qué hay de ti, quieres convertirte en uno de los favorecidos? Entonces ajusta tu vida alrededor de los deseos del Rey. ¡Da el siguiente paso!

Por Tommy Tenney

ORACION
Padre, gracias por hacerme parte de tu familia, quiero sentir tu corazón y conocer tus pensamientos. Ayúdame a amarte con todo mi corazón para que pueda vivir solamente para ti.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Proverbios 24:1-2 (RVR 1960)

No tengas envidia de los hombres malos, ni desees estar con ellos; porque su corazón piensa en robar, e iniquidad hablan sus labios.

Palabras Claves: Tommy Tenney Reflexiones Da el siguiente paso

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...