— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 145 vistos

Devocional: Desinteresadamente

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Desinteresadamente
Fecha: Jueves, 26 de abril del 2018 ID: 201700001912

Síguenos en Facebook

Salmo 100: Nos anima a aclamar con júbilo al Señor, cantar alabanzas y entrar por sus puertas con acción de gracias y por sus atrios con alabanza.

La adoración te lleva a los atrios de Dios

¿Cuándo fue la última vez que le diste gracias a Dios por algo que te haya dado o haya hecho por ti? ¿Esta mañana? ¿Ayer? ¿La semana pasada? ¿El mes pasado? Dar gracias a Dios todos los días siempre es bueno porque Dios siempre nos provee. Un corazón mal agradecido es veneno para tu espíritu.

Con el tiempo te volverá amargado, cínico y quebrantado. Te puede aún enfermar físicamente. El agradecimiento por otro lado te llenará de gozo y causará que prospere tu espíritu y tu cuerpo. Un corazón agradecido es un corazón alegre. La Biblia dice “El corazón alegre es buena medicina, pero el espíritu quebrantado seca los huesos” así que mira a tu alrededor y ve lo que Dios ha hecho. ¡Si no encuentras algo en tu vida por qué darle gracias a Dios, no estás buscando lo suficiente!

El agradecimiento es una forma de alabanza. Cuando le agradeces a Dios lo reconoces como tu fuente y proveedor de todas las cosas. También expresas tu gratitud por lo que Él ha hecho. Pero el agradecimiento, así tan maravilloso como es, no es el nivel más alto de adoración. Ese lugar lo ocupa la alabanza. Como el salmo 100 dice, el agradecimiento te deja pasar por la puerta, pero la adoración te lleva hasta los atrios del Rey.

¿Cuál es la diferencia? El agradecimiento reconoce a Dios por lo que Él ha hecho. La adoración reconoce a Dios por lo que Él es. Muchas veces nuestra alabanza está diluida con deseos mundanos y motivos egoístas. Adoramos porque queremos algo de Dios. Dios nos ama tanto, que a veces nos honra y bendice de todas maneras aun cuando nuestra motivación no es la que debiera ser.

La alabanza es adoración desinteresada. Venimos a los atrios del Rey sin peticiones. Nuestro único motivo es estar con Él y disfrutar Su presencia.

¿Cuándo fue la última vez que adoraste a Dios en verdad? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que lo reconociste por quien Él es sin ningún otro motivo? La adoración va a corregir tus pensamientos, te dará una nueva perspectiva. Una vez que estás en los atrios del Rey verás las cosas de la manera  que Dios las ve.

Todos tenemos momentos en los que no sentimos ganas de orar. Tiempos cuando es difícil sentirse agradecido. Esos son los tiempos cuando es más importante adorar a Dios. Puedes adorar literalmente para llevar tu corazón al agradecimiento y al gozo. ¡Inténtalo!

¿Quieres atraer a Dios? Adóralo simplemente, desinteresadamente, sin motivo alguno. David el salmista escribió “Tú eres santo, entronado en las alabanzas de Israel” Dios siempre presta atención a las palabras de amor de sus hijos. Deja que tu alabanza suba y Él te traerá a sus atrios privados.

Por Tommy Tenney

ORACION
Padre Tú eres asombroso y hermoso más allá de toda descripción. Mi Dios, mi Padre, mi Creador, mi Proveedor, mi Sanador, mi Redentor, y mi Amigo, TE AMO. Tú eres digno de toda gloria y alabanza y honor y poder y sabiduría y riquezas y fortaleza. Tu nombre es sobre todo nombre. Tu misericordia es tan grande y tu amor tan profundo. ¡Te exalto!

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

2 Tesalonicenses 2:3-4 (RVR 1960)

Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.

Palabras Claves: Tommy Tenney Reflexiones Desinteresadamente

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...