— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 92 vistos

Devocional: El amor al dinero

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: El amor al dinero
Fecha: Viernes, 13 de octubre del 2017 ID: 201700001162

Síguenos en Facebook



1Tim 6:10  porque raíz de todos los males es el amor al dinero…

Hay indicadores que nos advierten si estamos amando al dinero.

El verso de hoy es una referencia clásica y contiene el principio escritural global sobre nuestra actitud hacia el dinero. Al referirse al amor al dinero, Pablo está hablando esencialmente del pecado de avaricia. Ese pecado es una seria ofensa ante los ojos de Dios, lo que significa que debemos desear con todo nuestro corazón tener victoria sobre él. Y podemos comenzar a tener esa victoria al reconocer las principales señales de advertencia de codicia o del amor al dinero.

Hay por lo menos cinco comportamientos principales y síntomas de actitud que revelan la presencia de avaricia en la vida de uno. Primero, si eres un verdadero amante del dinero, te preocupará más adquirirlo que dar un esfuerzo honesto de calidad en todo lo que hagas. Los creyentes debemos perseguir la verdad y la excelencia antes que nada, y Dios verá que recibamos la recompensa monetaria apropiada. Segundo, si eres avaro, sentirás que nunca tienes suficiente dinero. Tu actitud será como las hijas de la sanguijuela que constantemente dicen “dame, dame” (Prov. 30:15)

Tercero, si amas al dinero, tenderás a alardear de lo que puede comprar. Estarás ansioso por mostrar tu ropa o tu nuevo coche o nueva propiedad que acabas de comprar.

Cuarto, si eres un esclavo de la avaricia, resentirás dar tu dinero para apoyar causas dignas o ayudar a otras personas. Querrás mantenerlo todo para gastarlo en tus propios deseos egoístas.

Finalmente, si amas al dinero, es probable que peques para obtener más. Eso puede incluir defraudar en tu declaración de impuestos o en tu reporte de gastos o darles mal el cambio a los clientes.

Si amas a Dios con todo tu corazón, alma, mente y fuerzas (Deut 6:4-5; Mat 22:35-38), ninguno de esos síntomas estarán en tu vida para estorbar tu búsqueda de Él. Eso es lo que Jesús quiso decir cuando dijo que no podemos amar y servir a Dios y al dinero (Mat 6:24)

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Proverbios 24:30-34 (RVR 1960)

Pasé junto al campo del hombre perezoso, Y junto a la viña del hombre falto de entendimiento; Y he aquí que por toda ella habían crecido los espinos, Ortigas habían ya cubierto su faz, Y su cerca de piedra estaba ya destruida. Miré, y lo puse en mi corazón; Lo vi, y tomé consejo. Un poco de sueño, cabeceando otro poco, Poniendo mano sobre mano otro poco para dormir; Así vendrá como caminante tu necesidad, Y tu pobreza como hombre armado.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...