— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 141 vistos

Devocional: El Significado de la Navidad

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: El Significado de la Navidad
Fecha: Lunes, 25 de diciembre del 2017 ID: 201700001471

Síguenos en Facebook

Mateo 1:21 “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.

Sé que es un tema bastante controversial para algunos, pero no quiero que me hagas un juicio sin antes haber terminado de leer todas las líneas que escribiré.

Sé que muchos saben que Jesús a lo mejor no nació en diciembre como todos lo pensamos o como todos lo celebran, según estudios pudo haber nacido en Abril o Mayo, pero yo me hago una pregunta: ¿Tiene tanta importancia si fue en Diciembre, Abril, Mayo o cualquier otro mes del año?

La verdadera importancia esta en el hecho de que nació y consigo traía un propósito que era redimirnos, es decir comprarnos a precio de sangre cuando él fuera ya un hombre.

Es triste ver como nosotros como hermanos en Cristo nos peleemos por cosas que realmente no te salvaran, ni te condenaran, no me imagino a un Dios condenándote porque celebres o no el nacimiento de su hijo. Y antes que las personas ortodoxas tiren la piedra les reconoceré que la Biblia no menciona este suceso como una celebración. Pero si nos vamos a esas hay tantas celebraciones que tampoco las menciona y sin embargo las llevamos a cabo, como por ejemplo: Un cumpleaños, una Graduación de alguna carrera profesional, un aniversario de bodas (ojo dije: “Aniversario”, no boda), entre muchas otras.

¿Qué diferencia tienen esas celebraciones a celebrar (aunque no sea la fecha exacta) el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo?, si, si, si, ya sé que mas de alguno saldrá con una historia que leyó en el internet, que le enviaron en un correo o que le contaron por allí, que ese día se celebra a no sé qué dios y tantas historias que lo que quieren es centrarse en el mal (y es que creemos cada cosa que leemos sin saber a ciencia cierta si es o no verdad), antes que en el bien, mi pregunta sería: ¿Cuál es el único y verdadero Dios?, entonces para que centrarnos en algún dios que jamás será más poderoso que nuestro Poderoso Dios.

Por muchos años yo fui muy ortodoxo en muchas maneras de pensar, creía que las personas que celebraban la navidad no eran cristianas, creía que eso no era de Dios y estaba muy pero muy mal.

Pero con el tiempo me fui dando cuenta que el problema no está en las fechas, ni en el hecho de celebrar el nacimiento de nuestro Salvador o no, sino en que muchos nos olvidamos del verdadero significado de ese hecho, ocupándonos más en cosas que no tienen nada que ver con lo que realmente fue la NAVIDAD.

Navidad significa: “Nacimiento” y se celebra (lo hagas o no) el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo.

En estas fechas que todo el mundo incluyendo a muchos cristianos celebran estas fechas, ¿Por qué no utilizarlas para valorar el hecho del nacimiento de Jesús como propósito para que las personas le rindan su vida para perdón de sus pecados?

No todo es malo; ahora, si lo vemos desde el punto de vista comercial vamos a ver cosas negativas, pero si lo vemos desde el punto de vista evangelístico podemos aprovechar estas épocas de sensibilidad en las personas para hablarles de lo que Jesús vino a hacer, que es a morir por sus pecados para que ahora puedan gozar de vida y vida en abundancia.

Es una buena época para enseñarles a las personas de que el propósito del nacimiento de Jesús es que cada uno de ellos pueda entregarle su vida, rendirse a sus pies y aceptar el perdón y vida eterna que El ofrece y todo comenzó, con ese nacimiento.

Ahora Jesús también quiere nacer en muchos corazones, Jesús quiere entrar a tu vida y nacer en ti, El quiere que experimentes ese nuevo nacimiento que la Biblia habla el cual solo se da a través del perdón de los pecados.

Jesús no solo vino a nacer a la tierra, sino que también vino para enseñarnos el modelo a seguir en la vida a través de agradar a Dios y no solo eso, sino que también murió como oveja sin mancha por nuestros pecados, aun cuando El no cometió ninguno, murió por los tuyos y los míos, ¿Por qué no agradecemos esa acción entregándole hoy nuestra vida a Él y permitiéndole que nazca en nuestros corazones?

No todas las cosas son malas, hay muchas de las que podemos sacar provecho para presentar a Jesús como único y suficiente Salvador; bueno ahora si tírame las piedras que quieras, pero no me vas a negar que el nacimiento de Jesús fue la mejor noticia que el mundo pudo recibir (independientemente de la fecha exacta en la que fue) porque a través de su nacimiento hoy nosotros tenemos el perdón de nuestros pecados y la vida eterna, que se dio a través de su muerte y resurrección, pero todo comenzó por su nacimiento.

¡Dejemos que Jesús nazca en nuestros corazones y vivamos cada día con el único objetivo de agradarlo!

Autor: Enrique Monterroza

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

1 Corintios 15:52 (RVR 1960)

En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

Palabras Claves: Navidad

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...