— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 73 vistos

Devocional: Extinguiendo los dardos de fuego de Satanás

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Extinguiendo los dardos de fuego de Satanás
Fecha: Martes, 24 de julio del 2018 ID: 201700002126

Síguenos en Facebook

Efe 6:16  Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

En Efesios 6:13 Pablo caracteriza a Satanás como el maligno que ataca a los creyentes con dardos de fuego. La palabra griega traducida como “maligno”, literalmente significa malo, vil, miserable. Todas son descripciones del archienemigo de nuestras almas, quien busca mutilar y destruirnos espiritualmente.

El término “dardos de fuego” muestra un arma de los romanos en los tiempos de Pablo: flechas que tenían las puntas con algodón empapado en brea. En batalla eran lanzados con fuego contra el enemigo. Cuando la flecha golpeaba su objetivo, la llama se extendía sobre la ropa y otras superficies inflamables. Bajo este tipo de ataques un soldado romano sin escudo estaba en una situación peligrosa. Los dardos de fuego de Satanás vienen de muchas formas diferentes: solicitudes de impureza, egoísmo, duda, temor, desánimo, codicia, vanidad, avaricia y similares. Pero cualquiera que sea la forma, todas son tentaciones seductoras dirigidas a suscitar respuestas impías.

Tu fe te protege de tales ataques cuando elevas la voluntad de Dios sobre la de Satanás en tu vida. Cuando fue tentado por Satanás, Jesús respondió afirmando que en efecto no violaría la voluntad del Padre al ceder a sus maquinaciones malignas. “En Su tiempo, Él me alimentará, me ungirá como Mesías y me dará los reinos del mundo. No elevaré tu voluntad y tiempo sobre los de Él” (Mat 4:1-11)

Jesús pudo haber creado comida. Él es el Mesías y el Señor soberano de los reinos del mundo. Pero Él confió en el Padre y rindió Su voluntad, aun cuando significó malestar personal y eventualmente, la Cruz.

Cuando Satanás vio que la confianza de Jesús en el Padre era inconmovible, le dejó (v11) Ese es el poder de la fe.

Pido que muestres una fortaleza similar en tiempos de prueba. Satanás huirá de ti si le resistes firme en tu fe (1 Ped 5:9)

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Ezequiel 34:2-4 (RVR 1960)

Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y di a los pastores: Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No apacientan los pastores a los rebaños? Coméis la grosura, y os vestís de la lana; la engordada degolláis, mas no apacentáis a las ovejas. No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia.

Palabras Claves: John MacArthur Reflexiones Extinguiendo los dardos de fuego de Satanás

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...