— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 52 vistos

Devocional: Gracia al humilde

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Gracia al humilde
Fecha: Miércoles, 12 de septiembre del 2018 ID: 201700002230

Síguenos en Facebook

Santi 4:6 Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

Una persona no puede ser salva a menos que venga ante Dios con una actitud humilde.

El verso de hoy es un reto y una promesa a cualquiera que no está seguro de su salvación o que piensa que es salvo pero no está a la altura de las pruebas de fe en la carta de Santiago. Aún los peores rasgos pecaminosos del carácter (confiando en la sabiduría del mundo, teniendo enemistad contra Dios, codiciando deseos carnales y egoístas) no son rivales para la abundante gracia de Dios.

El tipo de gracia a la cual Santiago se refiere aquí es simplemente la gracia salvadora de Dios. Su favor inmerecido de perdón y amor otorgado a todo tipo de pecadores. Incluyendo dentro de ese favor está la promesa del Señor del Espíritu Santo, la comprensión de la Palabra de Dios, el Cielo y todas las bendiciones espirituales. Tal gracia está disponible para todos los que vengan en fe a Cristo. Nada en este universo puede impedir que la persona verdaderamente humilde y arrepentida pueda recibir la gracia, ni el poder del pecado y la depravación, ni el poder de Satanás, ni la atracción de la carne, ni siquiera el poder de la muerte.

La Escritura generalmente vincula la humildad con la fe salvadora. Es por eso que Santiago citó de Prov. 3:34 “Dios resiste a los soberbios” para apoyar su punto en el verso 6. En el Evangelio de Mateo, Jesús nos dice: “En verdad les digo que si no se convierten y se hacen como niños, no entrarán en el reino de los cielos” (18:3)

Si estás confundido o dudas con respecto a tu salvación solo pregúntate “¿me he sometido a Dios humildemente en fe y arrepentimiento?” Si te has humillado ante Dios ¡alégrate! Eres por definición un creyente, uno de los humildes. De otro modo, necesitas orar con la actitud del recaudador de impuestos de Lucas 18:13 “Dios ten piedad de mí, pecador” y recibe su abundante gracia.

Por John MacArthur

ORACIÓN
Gracias Dios por tu gracia continua que has derramado para los que se humillan ante ti, quiero tener un corazón conforme al tuyo, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

1 Tesalonicenses 1:10 (RVR 1960)

Y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

Palabras Claves: John MacArthur Reflexiones Gracia al humilde

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...