— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 151 vistos

Devocional: Nos necesitamos unos a otros

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Nos necesitamos unos a otros
Fecha: Miércoles, 28 de marzo del 2018 ID: 201700001837

Síguenos en Facebook

1 Co 12:7  Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.

El Espíritu Santo utiliza a los creyentes para ministrar a otros creyentes.

Siguiendo la misma línea con el énfasis de la cultura moderna independiente, es fácil decir “si tengo al todo-suficiente Espíritu Santo viviendo en mí, eso es todo lo que necesito para vivir mi vida cristiana” Eso es verdad, pero debido a que no estás completamente santificado, no siempre le permites al Espíritu hacer plenamente Su obra. Por lo tanto, Dios necesita usar a otros creyentes para ministrar del Espíritu corrección, exhortación o ánimo.

La Biblia es muy clara con respecto a esto. La Epístola de los Hebreos dice que Dios quiere seguidores que no vacilen en su profesión de fe. Y una forma primaria en que los cristianos cumplirán eso es al reunirse regularmente y estimularse seriamente unos a otros a amar y a las buenas obras (Heb 10:23-25)

No tenemos que buscar lejos para el escenario apropiado en el cual reunirnos regularmente y animarnos unos a otros. Es cualquier iglesia local que cree en la Biblia que esté ejercitando sus dones espirituales. Estos dones especiales simplemente son los canales amorosos por los cuales el Espíritu Santo ministra a aquellos dentro de la comunidad de creyentes.

El verso de hoy sugiere que cada uno de nosotros tiene un don, y esta verdad está explicada de forma más amplia en el verso 11 “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere” Aquí el apóstol Pablo revela una forma más en la cual el Espíritu Santo soberanamente nos ayuda a madurar.

Lo que es notable acerca de la obra del Espíritu a través de nosotros es que nos convertimos en extensiones de Su voz. Quizá hayas pensado en esa comparación en ocasiones cuando has compartido el evangelio con los perdidos. Pero la analogía encaja igual de bien cuando alcanzas y ministras a alguien dentro de tu iglesia.

La idea de ser una extensión del ministerio del Espíritu Santo debe animarte hacia una mayor fidelidad en usar tus dones espirituales para ayudar a otros creyentes. De la misma manera, debe hacerte más sensible a la obra correctiva y edificante del Espíritu en tu vida cuando otros se acercan a ti para ministrarte (Col 3:12-13)

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

1 Tesalonicenses 1:10 (RVR 1960)

Y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

Palabras Claves: John MacArthur Reflexiones Nos necesitamos unos a otros

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...