— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 93 vistos

Devocional: Posesión de Dios

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Posesión de Dios
Fecha: Lunes, 11 de septiembre del 2017 ID: 201700001000

Síguenos en Facebook



1 Pe 2:9  Mas vosotros sois… pueblo adquirido por Dios

Cuando Jesús dijo: “Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen” (Jn 10:14), dijo una verdad que ha sido especialmente querida por mí desde los primeros años de mi formación teológica. Uno de los recuerdos agradables de mis días de seminario era sentarme en la capilla cantando el himno por el letrista del siglo XIX Wade Robinson “Yo soy de Él y Él es mío” quizá nunca llegue a comprender completamente las profundidades de lo que significa pertenecerle a Cristo, pero siempre me gloriaré en ello.

La palabra griega traducida “adquirido” en 1 Ped 2:9 significa comprar o adquirir por un precio. Pablo la utilizó en Efesios 1:14 para hablar de la redención de la posesión adquirida por Dios. Todos son de Él por creación, pero nosotros como cristianos somos exclusivamente Suyos porque Él pagó el precio para redimirnos de la esclavitud del pecado y de la muerte.

La propiedad de Dios de los creyentes se enfatiza a lo largo de las Escrituras. Pablo amonestó a los ancianos a pastorear a la iglesia de Dios que Él compró con Su propia sangre (Hch 20:28), le dijo a los corintios “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” (1 Cor 6:19-20), Tito 2:14 dice que Cristo se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos o comprarnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio.

Isaías 43:21 dice: “Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará” Ese era el propósito de Israel y también tuyo. Dios te escogió como posesión Suya y dio a Su Hijo para comprar tu salvación. Eres de Él eternamente, así que vive de acuerdo a ello y ¡regocíjate en tal privilegio glorioso!

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Colosenses 3:13 (RVR 1960)

Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...