— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 50 vistos

Devocional: Probando tu fe

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Probando tu fe
Fecha: Miércoles, 27 de septiembre del 2017 ID: 201700001089

Síguenos en Facebook



1 Ped 1:6-7  En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo

Aunque algunos cristianos temen que las pruebas y persecuciones sólo pueden robarles el gozo, Pedro enseñó justo lo contrario. De hecho, él dijo que el gozo viene no a pesar de la prueba, sino debido a ella. Por eso es tan fácil perder el gozo si dudas de tu salvación, pero cuando tu fe ha sido probada y hallada genuina, las dudas desaparecerán y tú tendrás gozo y seguridad.

Cada prueba que enfrentas está diseñada para probar y perfeccionar tu fe y Dios cuidadosamente controla sus parámetros para lograr ese propósito. El verso 6 especifica que son temporales, necesarias y multifacéticas, pero nunca deben disminuir tu alegría. Él no permitirá que experimentes más de lo que puedes soportar (1 Cor 10:13)

Pedro usó la analogía de un orfebre para ilustrar el proceso de purificación que produce una fe probada (v7) El fuego simboliza las pruebas y el oro simboliza tu fe. Así como el fuego quema la escoria y deja al oro puro, así Dios te limpia a través de las pruebas para revelar la pureza de tu fe.

Esa es una analogía apropiada porque el oro era el metal más precioso y es el estándar para todas las transacciones monetarias. Pero así como es valioso el oro, la fe probada es muchísimo más valiosa. El oro es temporal y perecedero, la fe probada es eterna.

Así que no temas a las pruebas cuando vienen a tu vida. Recíbelas como oportunidades de probar que tu fe es real. Anímate ya que después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. (1 Ped 5:10)

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Proverbios 24:30-34 (RVR 1960)

Pasé junto al campo del hombre perezoso, Y junto a la viña del hombre falto de entendimiento; Y he aquí que por toda ella habían crecido los espinos, Ortigas habían ya cubierto su faz, Y su cerca de piedra estaba ya destruida. Miré, y lo puse en mi corazón; Lo vi, y tomé consejo. Un poco de sueño, cabeceando otro poco, Poniendo mano sobre mano otro poco para dormir; Así vendrá como caminante tu necesidad, Y tu pobreza como hombre armado.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...