— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 44 vistos

Devocional: Viviendo desinteresadamente

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Viviendo desinteresadamente
Fecha: Martes, 07 de noviembre del 2017 ID: 201700001260

Síguenos en Facebook



Mat 6:19  No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan

El creyente debe usar sus posesiones sin egoísmo.

Hace algunos años me tocó estar en contacto con dos hombres muy ricos en la misma semana. Uno era exprofesor de una universidad importante quien a través de una serie de inversiones hizo posiblemente unos 100 millones de dólares. En el proceso, sin embargo, perdió a su familia, su felicidad y su paz mental, se había avejentado mucho. El otro hombre, un pastor, también hizo varias inversiones y adquirió una gran fortuna, pero no estaba preocupado por sus inversiones. Debido a su independencia financiera, al paso de los años, dio a su iglesia mucho más de lo que le pagaban por ser el pastor. Es una de las personas más felices, contentas y piadosas que he conocido. La diferencia entre los dos hombres no era la riqueza, sino su forma de ver tan diferente a la riqueza.

En Mateo 6:19 Jesús enseñó la manera correcta de ver a la riqueza al decir que no acumules tesoros para ti. Cuando acumulas posesiones simplemente para ti (ya sea para guardar o para gastarlo egoísta y extravagantemente), esas posesiones se vuelven ídolos. Jesús está diciendo: “la gente en mi reino no debe amasar fortunas o acumular cosas para ella misma”. Colosenses 3:5 dice: “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría” La avaricia es idolatría.

¿Qué hay de ti? ¿Te consume el extender el reino de Dios en lugar de acumular posesiones para ti? ¿Deseas invertir en la eternidad y en la causa de Dios o estás siendo avaro y codicioso? 1 Corintios 10:31 dice: “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” Glorifícalo al invertir en Su reino y viviendo desinteresadamente.

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Ezequiel 11:19 (RVR 1960)

Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...