— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 379 vistos

El efecto de la paciencia

Por: Daniel Mendoza P.
El efecto de la paciencia
Fecha: Lunes, 13 de febrero del 2017 ID: 201700000064

Síguenos en Facebook

Efe 4:1-2 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor

La paciencia es crucial para nuestro testimonio.

Las virtudes de Efesios 4:2-3 permiten a la iglesia de Jesucristo tener un testimonio poderoso. Muchos piensan que la clave para el evangelismo es seguir un curso específico o un método, pero de acuerdo a Jesús, la mejor manera para que la gente crea en el Evangelio es a través de nuestro amor y unidad (Juan 17:21). Aunque los métodos evangelísticos son importantes, a menudo no son tan efectivos como podrían serlo debido a la mala reputación de la iglesia entre los incrédulos. Si la iglesia estuviera llena de gente que tuviera paciencia, mansedumbre y una humildad genuina, muchos estarían más dispuestos a escuchar lo que decimos.

Sir. Henry Stanley viajó a África en 1872 para encontrarse con el Dr. David Livingstone, el famoso misionero y explorador que perdió contacto con la comunidad Europea. Después de encontrarlo, Stanley pasó varios meses con Livingstone, quien en aquél entonces era un anciano. Aparentemente Livingstone no decía mucho a Stanley con respecto a  las cosas espirituales, simplemente continuó haciendo lo suyo con los africanos. Stanley observó, en los meses que estuvo con él, los hábitos de Livingstone, especialmente su paciencia, fue más allá de su comprensión. Stanley no podía entender la simpatía de Livingstone hacia los africanos paganos que le habían agraviado en muchas ocasiones. Por causa de Cristo y de Su evangelio, David Livingstone fue paciente, incansable y vigoroso. Gastó su vida por su Maestro.

En sus escritos de “Como encontré a Livingstone”, Stanley escribió: “Su religión no es del tipo teórico, sino que es una práctica constante, seria y sincera. No es ni demostrativa ni ruidosa, sino que se manifiesta a sí misma de una forma tranquila y práctica y siempre está trabajando. En él la religión exhibe sus características más bellas, gobierna su conducta no solo hacia sus siervos sino hacia los nativos, y hacia cualquiera que tiene contacto con él”

No estoy sugiriendo que nunca hables del evangelio. Pero date cuenta de que lo que dices tendrá un mayor efecto cuando vives en armonía con lo que enseña el Evangelio. Si el mundo pudiera ver una imagen clara de Jesucristo a través de la unidad de la iglesia y de su gente humilde, amable y paciente, nuestro evangelismo ¡tendría alas para volar!

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Job 33:14 (RVR 1960)

Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; pero el hombre no entiende.

Palabras Claves: Devocionales

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...