— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 126 vistos

El papel de Satanás en nuestras pruebas

Por: Daniel Mendoza P.
El papel de Satanás en nuestras pruebas
Fecha: Viernes, 12 de mayo del 2017 ID: 201700000418

Síguenos en Facebook



1 Pe 5:8-9  Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

Toda intervención de Satanás en nuestros sufrimientos y pruebas está bajo el control de Dios, lo que significa que nuestros éxitos en su contra también están en las manos soberanas de Dios.

Durante los últimos veinticinco años, ha habido un tremendo aumento de interés en el ocultismo, la adoración a Satanás e influencias sobrenaturales del mal. Tal fascinación imprudente ha tenido un impacto en la iglesia y ha conducido a un énfasis excesivo en la guerra espiritual en algunos círculos. Pero tal énfasis no bíblico nos da una perspectiva desequilibrada del papel que juega Satanás en nuestras pruebas y persecuciones.

Por otro lado 1 Pedro 5:8-9 pone las actividades de Satanás en el contexto adecuado. Pedro nos insta a ver nuestro entorno y a estar alertas a posibles tentaciones. Al hacerlo, podemos ser animados al saber que Jesucristo ya ha vencido a Satanás, y por lo tanto el maligno no puede tener victorias a largo plazo en nuestras vidas (1 Juan 4:4)

Pedro continúa amonestándonos a que debemos resistir a Satanás, lo que simplemente significa que debemos estar “de pie en contra” con nuestros pies espirituales sólidamente plantados en la verdad objetiva de la Palabra (ver también Santiago 4:7), el diablo es un mentiroso y un impostor y la forma más segura de desviar sus ataques es con la verdad infalible revelada de la Escritura.

En los relatos bíblicos de la participación de Satanás en las pruebas, persecuciones o sufrimientos de los siervos de Dios, Dios siempre es el que está al control (ver Job 1:1-2:8; Mat 4:1-11) Por lo tanto, nuestra responsabilidad mientras nos preparamos para posibles ataques satánicos es recordar que nuestras grandes estrategias de guerra espiritual, sin importar lo implacables o innovadoras que sean, no proveerán la vigilancia de la cual Pedro habla. Pablo nos da otro ejemplo de la forma correcta de preparación cuando describe la esencia de la guerra espiritual como “llevando todo pensamiento cautivo a la obediencia a Cristo” (2 Cor 10:5) Si aprovechamos las implicaciones de esas palabras, realmente no hay nada más que necesitemos o que tengamos que hacer en la lucha contra el diablo.

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

San Lucas 21:36 (RVR 1960)

Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...