— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 4,442 vistos

La voluntad de Dios

Por: Daniel Mendoza P.
La voluntad de Dios
Fecha: Viernes, 10 de febrero del 2017 ID: 201700000057

Síguenos en Facebook

Juan 7:17 Si alguno quiere hacer su voluntad, conocerá de la doctrina, si es de Dios o si yo hablo de mí mismo.

Conocer la voluntad de Dios no es un problema de este siglo. La gente luchó en los tiempos de Cristo. Algunas personas dijeron de Él: “es un buen hombre” otros dijeron “engaña a la gente” (Juan 7:12) ¿Cómo podrían estas personas saber si Él los estaba guiando a la verdad?

Viendo así las cosas, Jesús estableció estándares de guía divina. Su primera advertencia fue, Mi enseñanza no es mía, sino del que me envió. Si cualquier hombre está dispuesto a hacer Su voluntad, sabrá de la enseñanza si es de Dios o no (Jn 7:16-17) El requisito esencial para conocer la voluntad de Dios, de acuerdo a Jesús, es querer hacerlo.

¿Cuál es la voluntad de Dios? La voluntad de Dios para aquellos que creen en Él, es estar vivo en Cristo con el propósito de establecer Su reino al vencer al diablo y convertirse en las personas que Él les ha llamado a ser. Mira las primeras palabras de la oración del Señor: “Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea Tu nombre, venga Tu reino, hágase Tu voluntad en la tierra como en el cielo” (Mat 6:9-10) Cuando hacemos esta oración, estamos pidiendo que la voluntad de Dios sea hecha en la tierra como actualmente lo es en el cielo. Aparentemente la voluntad de Dios se ejecuta perfectamente en el cielo pero no en la tierra.

¿Estás totalmente comprometido a hacer la voluntad de Dios sin estar seguro de lo que es? ¿Tienes tus reservas en cuanto a someter tu voluntad a la de Dios? ¿Realmente crees que la voluntad de Dios para ti es buena, aceptable y perfecta (Rom 12:2)? Si Dios es Dios y le llamas Señor, ¿no tiene Él el derecho de hacer Su voluntad en tu vida?

Por Neil Anderson

ORACIÓN

Padre, que tu voluntad se lleve a cabo en mis pensamientos, palabras y obras hoy de la misma manera que se hace en el cielo, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Efesios 3:20-21 (RVR 1960)

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.

Palabras Claves: DevocionalesNeil Anderson

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...