— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 158 vistos

Lecciones de pruebas: Prioridades correctas

Por: Daniel Mendoza P.
Lecciones de pruebas: Prioridades correctas
Fecha: Martes, 09 de mayo del 2017 ID: 201700000398

Síguenos en Facebook



Gen 22:12  porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.

Las pruebas del Señor revelarán a los creyentes lo que más aman y aprecian.

Una gran parte de la razón por la cual el Señor probó a Abraham en Moriah, fue para mostrarle a él lo que más valoraba en la vida. La pregunta que Dios quería que Abraham respondiera era “¿Amas más a Isaac que a Mí o me amas más a Mí que a Isaac?” y el Señor estaba preparado para la prueba drástica de tomar la vida del hijo de Abraham si era necesario para que Abraham le diera a Dios el primer lugar en todo.

Dios también trata con la sinceridad de aquellos que dicen amarlo (ver Deut 13:3, Mat 22:36-37) A Jesús le interesaba tanto que nosotros tuviéramos bien nuestras prioridades que Él hizo esta declaración radical: “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo” (Luc 14:26)

Los cristianos deben amar a Cristo tanto que al comparar pareciera que odiarían a sus familias y a ellos mismos. Para poder probar este primer amor, Dios quizá de alguna forma dramática nos pueda pedir que renunciemos a muchos atractivos de una familia y pongamos Su voluntad y afectos primero en nuestra vida.

Ese tipo de obediencia radical, que es la que Abraham tenía, siempre conduce a las bendiciones de Dios. Jesús mismo fue un perfecto ejemplo de este principio. Debido a que Él era completamente humano y completamente Dios, nuestro Salvador no escapó al dolor normal y a las dificultades en la tierra. Como un Siervo sufriente (Isa 53) Él aprendió completamente lo que significa obedecer a través del dolor y la adversidad, todo el camino a su crucifixión (Heb 5:7-9) Como resultado, el Hijo fue exaltado por el Padre (Fil 2:8-9)

Dios hace a veces que nuestro camino de obediencia pase por experiencias de pruebas y sufrimientos. Pero si somos fieles a Su Palabra y voluntad, aquellas dificultades nos enseñarán a valorar y a apreciar las bendiciones abundantes de Dios.

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Apocalipsis 21:4 (RVR 1960)

Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...