— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 248 vistos

Paciencia bíblica

Por: Daniel Mendoza P.
Paciencia bíblica
Fecha: Domingo, 12 de febrero del 2017 ID: 201700000062

Síguenos en Facebook



Efe 4:1-2… os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor.

Los cristianos pacientes soportan circunstancias negativas, lidian con personas difíciles y aceptan el plan de Dios para todo.

En nuestro pensamiento instantáneo de microondas de una cultura de “lo quiero ahora”, la paciencia es difícil de obtener. Nos enojamos si tenemos que esperar mucho tiempo en la fila del supermercado o si nos quedamos atascados detrás del conductor que va por debajo del máximo de velocidad.

Pero el verso de hoy nos dice que nuestras vidas necesitan ser marcadas por la paciencia. La palabra griega traducida como “paciencia” literalmente significa “de largo temple” una persona paciente no tiene una mecha corta o pierde los estribos.

Hay tres aspectos de la paciencia bíblica. Primero, la paciencia nunca cede ante las circunstancias negativas, sin importar lo difíciles que sean. Dios le dijo a Abraham que haría una gran nación de él y les daría la tierra de Canaán (Gen 12:2, 7) Cuando Dios hizo esta promesa, Abraham y Sarah no tenían hijos. Tuvieron que esperar mucho más del tiempo en que eran capaces de tener hijos antes de que Dios les diera un hijo. Pero Hebreos 6:15 dice: “Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa” “Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios” (Rom 4:20) Él confió en Dios y esperó pacientemente a que Dios cumpliera Su promesa.

Un segundo aspecto de la paciencia es lidiar con gente difícil. Pablo nos dice “que seáis pacientes para con todos” (1 Tes 5:14) Esto es dulzura aplicada, un espíritu que se niega a tomar represalias. Nuestra reacción normal es estar a la defensiva cuando somos provocados. Pero una persona paciente soporta el insulto, la persecución, un trato injusto, calumnias y odio. No puedes comenzar una pelea con una persona paciente. Él defiende a Dios, no a sí mismo, sabiendo que Él pagará todas las injusticias en el tiempo correcto.

 Tercero, la paciencia acepta el plan de Dios para todo. No cuestiona a Dios. Una persona paciente dice: “Señor si esto es lo que Tú has planeado para mí, está bien”. Romanos 8:28 dice “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” Como Dios está al control, podemos ser pacientes, esperando en Él a que haga Su voluntad.

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Colosenses 2:16-17 (RVR 1960)

Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...