— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 148 vistos

Sensibilidad espiritual

Por: Daniel Mendoza P.
Sensibilidad espiritual
Fecha: Miércoles, 31 de mayo del 2017 ID: 201700000525

Síguenos en Facebook



Heb 5:14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

Una buena teología sistemática es el fundamento sobre el cual nosotros edificamos nuestras vidas. Es para nuestro caminar con Dios lo que el esqueleto es para nuestro cuerpo. Nos sostiene y nos mantiene de la forma correcta. Pero la doctrina correcta no es el fin en sí misma. La verdadera doctrina gobierna nuestra relación con Dios y el hombre. Muchos cristianos tienen una relación con Dios que sólo es teológica, no personal. Aquellos acostumbrados a la palabra de justicia deben ser sensibles a la dirección personal del Espíritu Santo.

Salomón comenzó con un amor  a Dios. “Él excedía a todos los reyes de la tierra en riquezas y en sabiduría. Toda la tierra procuraba ver la cara de Salomón, para oír la sabiduría que Dios había puesto en su corazón” (1 Rey 10:23-24) Él tuvo la habilidad de discernir, pero su decadencia moral condujo a su caída. Sus esposas hicieron alejar su corazón y fue apartado de las palabras de justicia. Su corazón no fue enteramente entregado al Señor y el Reino de Dios fue dividido en dos.

No estoy seguro de que mis sentidos hubieran sido entrenados si Dios no me hubiera llamado al ministerio de liberar a los cautivos. Si vamos a ministrar en un mundo lleno de engaño, debemos aprender a confiar en Dios y no en nuestro propio entendimiento. Necesitamos más que nuestro discernimiento intelectual, necesitamos discernimiento espiritual. Todo discernimiento espiritual está en el plano del bien y del mal. Porque el Espíritu Santo da testimonio a nuestro espíritu, debemos ser capaces de percibir cuando algo está bien o mal.

El Espíritu Santo es nuestra primera línea de defensa. Nuestra relación con Dios se hace posible por la habitación de la presencia del Espíritu Santo en nosotros quien no se sienta silenciosamente ante el peligro sino que nos impulsa a escoger lo que es verdadero y correcto.

Por Neil Anderson

ORACIÓN
Gracias Señor por la protección de la habitación de tu Espíritu Santo en mí. Perdóname por las veces que he fallado en discernir el bien del mal porque ignoré o pasé desapercibida Tu guía, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS — Ingrese a nuestro fanspage: YavieneCristo21

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Eclesiastés 3:11 (RVR 1960)

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...