— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 258 vistos

Si puedes cargar más, recibirás más

Por: Daniel Mendoza P.
Si puedes cargar más, recibirás más
Fecha: Martes, 29 de noviembre del 2016 ID: 201600000375

Síguenos en Facebook



Si puedes regresar a tu reunión de adoración o devocional personal sin derramar nada de lo que Dios depositó en tu corazón, entonces no tendrás que empezar de nuevo. Puedes ir desde ese depósito de gloria al siguiente nivel en Él, moviéndote de “gloria en gloria” La meta es aumentar tu capacidad de llevar Su presencia y Su luz al mundo de oscuridad.

Aún los lectores casuales de pasajes del Nuevo Testamento deben notar dos cosas que sobresalen acerca de Dios y de la iglesia. Primero, es claro que el Padre espera que cada miembro de Su familia sea un miembro trabajador. Nunca ha tenido en mente una casa llena de “fodongos” plantados en frente al televisor del Espíritu Santo esperando que Papi llegue a casa con el súper. Segundo, es también claro que debemos imitar las acciones de Cristo Jesús al llevar más a otros que para nosotros. Eso nos lleva a las últimas palabras de Jesús:

“Vayan y hagan discípulos en todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a observar todas las cosas que les he mandado. Estoy siempre con ustedes hasta el fin del mundo”

Muchos de nosotros lo resentimos, pero Dios espera que tengamos “más capacidad de cargar” al crecer en Él. Hemos hecho todo lo que podemos para quitar una palabra del vocabulario de la iglesia y es TRABAJO pero Dios la sigue mencionando. Entre más sabes, más deberías hacer. Entre más puedes hacer, más debes hacer. Quizá nuestra falla en ser fieles en las cosas más elementales explica por qué no nos confía más de Su depósito de gloria.

¿Cómo te clasificarías en la iglesia, como un miembro trabajador o como un miembro que espera recibir de los demás? ¿Tu iglesia es una que sólo consume la provisión de Dios para satisfacer su propio apetito o está buscando un depósito Divino para hacer nuevos discípulos al transportar el Pan de Su presencia a los corazones hambrientos del mundo?

¿Estás seguro de querer tener la presencia de la gloria de Dios? ¿Realmente crees que puedes cambiar literalmente el ambiente en tu casa, tu trabajo, y tu comunidad? Si Su presencia está involucrada, entonces creo que sí. ¿Honestamente esperas atraer a los perdidos y hambrientos a tu familia y comunidad en Cristo Jesús? No sucederá si tratas de atosigarlos con doctrina. Por otro lado, si puedes hacerlos tan hambrientos por Su presencia que nada más importa, entonces creo que lo puedes lograr.

Una vez que encontré la realidad de la presencia manifiesta de Dios en mi vida, tuve que redefinir y reestructurar mis ideas acerca del ministerio. A partir de ahí estuve más interesado en impartir hambre por Su presencia que en entregar información acerca de Su naturaleza. Sí necesitamos información acerca de la naturaleza de Dios, pero necesitamos la impartición de hambre por Su presencia aún más. Aún los demonios del infierno poseen información y creen en Dios, pero nunca poseerán hambre por Su presencia, ese tipo de encuentro con la Deidad revelada es la sustancia de las pesadillas más persistentes del infierno. Entre más te encuentres con Su presencia, más lo querrás. El hambre por Dios te atrapa, porque Dios así lo quiso. He visitado numerosas congregaciones que definen su misión con la frase “Que lo conozcamos y lo demos a conocer” ésta es una descripción perfecta de lo que significa ser un buscador de Dios.

¿Cómo defines tu misión de parte de Dios? ¿Es el recibir las bendiciones de Él y pedir más o el conocerlo y darlo a conocer? ¿Cómo defines la misión en la tierra de Jesús? ¿Primero impartió información del Padre o hambre por una relación con el Padre?

Ama a tus amigos, abraza a tus hijos, sal a comer, ríe y platica pero recuerda que Dios ha depositado algo sobrenatural en ti. Camina cuidadosamente para que no “derrames” nada.

Si estás hablando con tus amigos y de pronto sientes una ola de Su presencia sobre ti, para de hablar y ve qué es lo que Él quiere. Yo dejo de predicar cuando siento una ola de Su presencia, no importa cuánta gente me esté mirando. Ese es el tiempo de orar silenciosamente, ¿quieres algo? Dios tú estás a cargo. Aprende a llevar Su presencia para que puedas ser un portador contagioso.

¿Te ha sucedido esto alguna vez? ¿Qué fue lo que hiciste? ¿Qué harías diferente ahora?

Mateo 25:14-29, cuando Jesús conecta la fidelidad con la capacidad incrementada en la parábola de los talentos.

14  Porque el reino de los cielos es como un hombre que al emprender un viaje, llamó a sus siervos y les encomendó sus bienes.15  Y a uno le dio cinco talentos, a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y se fue de viaje. 16  El que había recibido los cinco talentos, enseguida fue y negoció con ellos y ganó otros cinco talentos.

17  Asimismo el que había recibido los dos talentos ganó otros dos. 18  Pero el que había recibido uno, fue y cavó en la tierra y escondió el dinero de su señor. 19  Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. 20  Y llegando el que había recibido los cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: "Señor, me entregaste cinco talentos; mira, he ganado otros cinco talentos." 21  Su señor le dijo: "Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor."

22  Llegando también el de los dos talentos, dijo: "Señor, me entregaste dos talentos; mira, he ganado otros dos talentos." 23  Su señor le dijo: "Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor." 24  Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: "Señor, yo sabía que eres un hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste, 25  y tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; mira, aquí tienes lo que es tuyo."

26  Pero su señor respondió, y le dijo: "Siervo malo y perezoso, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. 27  "Debías entonces haber puesto mi dinero en el banco, y al llegar yo hubiera recibido mi dinero con intereses. 28  "Por tanto, quitadle el talento y dádselo al que tiene los diez talentos." 29  Porque a todo el que tiene, más se le dará, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.

Por Tommy Tenney

ORACIÓN
Padre, estoy agradecido por todo lo que he aprendido de Tu naturaleza y de tus encuentros con la humanidad en el pasado. Quiero conocerte, quiero ver tu rostro y experimentar Tu gloria. Gracias por cada bendición que has derramado sobre mi vida y sobre la iglesia, pero por favor muéstrame tu rostro. Lléname con más y más de Tu presencia y úngeme para transportar más y más de Tu luz a esas tinieblas, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

1 Corintios 10:23 (RVR 1960)

Todo me es lícito, pero no todo conviene;todo me es lícito, pero no todo edifica.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...