— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 122 vistos

Siguiendo a nuestro Pastor

Por: Daniel Mendoza P.
Siguiendo a nuestro Pastor
Fecha: Viernes, 07 de julio del 2017 ID: 201700000705

Síguenos en Facebook



Rom 8:14 porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

He tenido el privilegio de alimentar y cuidar ovejas en la granja donde crecí. Descubrí que las ovejas no son los animales más listos en la granja. Las ovejas necesitan ser pastoreadas. Dejadas solas en un exuberante pasto, pueden seguir comiendo hasta morir. Necesitan a un pastor para hacerlas descansar en delicados pastos (Salmo 23:2) ¡para que no coman hasta la muerte!

El Señor a menudo representó nuestra relación con Él en la Escritura como la de un pastor con sus ovejas. Aquellos de nosotros que vivimos en el Oeste no tenemos una imagen correcta de lo que significa ser guiados como ovejas. Los pastores occidentales llevan a sus ovejas por detrás del rebaño, generalmente usando perros que ladran en sus talones. Los pastores orientales, como en los tiempos bíblicos, guían a sus ovejas desde enfrente. Vi a un pastor guiar a su rebaño en una colina afuera de Belén durante una visita a Tierra Santa.

El pastor se sentó sobre una roca mientras las ovejas pastaban. Después de un tiempo se paró, dijo unas palabras a las ovejas y salió caminando. Las ovejas miraron y lo siguieron. ¡Fue fascinante! Las palabras de Jesús en Juan 10:27 de pronto tomaron un nuevo significado para mí: “mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco y me siguen”

Ovejas sin pastor se desorientan y se dispersan. Los carneros surgen del rebaño y chocan cabezas para determinar quién guiará. Las que tienen las cabezas más duras ganan. Sin un pastor nosotros también estamos a merced de ser arrastrados por gente cabeza dura o estamos sin rumbo comiendo hasta morir.

El andar en el Espíritu se trata de ser guiado, no arrastrado. Dios no te hará andar en el Espíritu y el diablo no puede obligarte a andar en la carne, aunque ciertamente intentará atraerte en esa dirección. Tú eres libre de escoger seguir la guía del Espíritu o los deseos de la carne (Rom 8:14)

Por Neil Anderson

Oración:
Gentil Pastor, gracias por buscarme cuando estaba perdido y por cuidarme cuando estoy herido, anhelo seguirte hoy, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Proverbios 4:23 (RVR 1960)

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...