— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 248 vistos

Un nuevo enfoque de la vida desde una perspectiva divina

Por: Daniel Mendoza P.
Un nuevo enfoque de la vida desde una perspectiva divina
Fecha: Lunes, 28 de noviembre del 2016 ID: 201600000362

Síguenos en Facebook



Efe 4:1 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados

Para madurar en nuestra fe, debemos aprender a ver las cosas desde la perspectiva de Dios.

Pablo fue un prisionero en Roma. ¿Por qué entonces se llamaba a sí mismo “prisionero del Señor”? Porque tuvo la habilidad de ver todo en términos de cómo afectaba a Cristo. No importaba lo que sucediera en su vida, él lo vio en relación a Dios. Sus preguntas eran “¿Qué significa esto Dios?” y “¿Cómo te afecta esto?”

Cuando surge un problema en la vida, somos propensos a decir: “ay de mí” y nos preocupa en cómo nos afectará, “¿me causará dolor?, ¿me costará dinero?” Muy a menudo pensamos sólo a nivel terrenal. Pero como Pablo, debemos pensar a nivel celestial: “¿qué me está tratando de enseñar Dios?” “¿Cómo lo puedo glorificar en esto?” De hecho, una buena definición de la madurez cristiana es: ver automáticamente las cosas a la luz de la perspectiva divina.

Esta perspectiva, esta conciencia de Dios, es la única manera correcta de vivir para los cristianos. David dijo: “A Jehová he puesto siempre delante de mí;  Porque está a mi diestra, no seré conmovido. Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma;  Mi carne también reposará confiadamente” (Salmo 16:8-9) Como David siempre estuvo consciente  de la presencia de Dios, encontró gozo y seguridad y ningún problema le podía molestar por mucho tiempo.

Pablo era de la misma manera, él conocía que había una razón para su encarcelamiento y que Cristo sería glorificado en ello (Filip 1:12-14) Pablo no estuvo preocupado por cómo le afectaría a él y por lo tanto podía regocijarse aún en la prisión.

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” (Rom 8:28) Nada sucede fuera del control de Dios. Confiemos en que Él sabe lo que es mejor para nosotros.

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Jeremías 33:3 (RVR 1960)

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...