— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 344 vistos

Un testimonio especial

Por: Daniel Mendoza P.
Un testimonio especial
Fecha: Sábado, 22 de abril del 2017 ID: 201700000322

Síguenos en Facebook

1Co 15:8  y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí.

El poder de la resurrección de Cristo transformó a Pablo en un predicador del Evangelio.

A lo largo de la historia, el testimonio de testigos confiables sobre una persona o evento ha sido una de las formas más aceptadas de evidencia en los tribunales.

El apóstol Pablo apela al registro de testigos como una confirmación importante de la realidad de la resurrección. Él cita los ejemplos de Pedro, los apóstoles (en dos ocasiones), de 500 creyentes y de Jacobo (1Cor 15:5-7). Y con el verso de hoy, Pablo se presenta a sí mismo como un testigo especial del hecho de la resurrección de Jesús. El caso de Pablo fue único. Él no estuvo entre los primeros apóstoles, ni entre los otros 500 creyentes, todos ellos con oportunidad de haber estado con el Señor durante su ministerio terrenal y/o verlo poco después de su resurrección. Pablo no era ni siquiera cristiano durante sus primeros años de vida y carrera, era más bien un líder de los que perseguían a la iglesia primitiva.

Además, la situación de Pablo era diferente porque la aparición de Cristo a él no sólo fue después de Su resurrección, sino después de Su ascensión. La manifestación dramática del Señor al apóstol fue quizá varios años después del período de cuarenta días  de sus muchas apariciones.

Pablo realmente vio el tiempo de la aparición de Jesús ante él “como a un abortivo” Nosotros sabemos que se regocijó grandemente en su conversión, pero si no hubiera visto al Salvador resucitado ahí o en algún otro momento, Pablo no se hubiera convertido en un apóstol. En otras palabras, por gracia, por la soberanía de Dios, Pablo se convirtió en apóstol porque Jesús se le apareció. El gran oponente de la iglesia ahora era como los Doce, había visto al Cristo resucitado.

El poder de la resurrección siempre es lo suficientemente fuerte para transformar una vida. Transformó la vida de Pablo en tres formas principales: Primero, reconoció su pecado y vio lo lejos que está la religión externa de la piedad interna. En segundo lugar, su carácter fue revolucionado. Pasó de odio arrogante sobre las cosas de Cristo a un amor entregado por la verdad. Finalmente la energía personal de Pablo y motivación fueron completamente redirigidos. Pasó de ser un oponente celoso de los cristianos a uno que sirvió fervientemente y apoyó a la iglesia.

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Isaías 30:26 (RVR 1960)

Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó.

Palabras Claves: John MacArthur Devocionales

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...