— ENLACES PATROCINADOS —
Reflexión

Promesas de Dios

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Lunes, 27 de mayo del 2013 ID: 201500000088

Síguenos en Facebook



Salmo 121:3
No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda.

1 Samuel 2:9
El guarda los pies de sus santos, mas los malvados son acallados en tinieblas, pues no por la fuerza ha de prevalecer el hombre.

Salmos 41:2
El SEÑOR lo protegerá y lo mantendrá con vida, y será bienaventurado sobre la tierra; y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos.

Salmos 66:9
El es quien nos guarda con vida, y no permite que nuestros pies resbalen.

Salmos 121:4

He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel.

Salmos 127:1

Si el SEÑOR no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican; si el SEÑOR no guarda la ciudad, en vano vela la guardia.

Proverbios 24:12

Si dices: Mira, no sabíamos esto. ¿No lo tiene en cuenta el que sondea los corazones? ¿No lo sabe el que guarda tu alma? ¿No dará a cada hombre según su obra?

Isaías 27:3

Yo, el SEÑOR, soy su guardador; a cada momento la riego. Para que nadie la dañe, la guardo noche y día.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: FACEBOOK

Filipenses 4:12-13 (RVR 1960)

Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...