— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 156 vistos

Devocional: Confía en tu maestro

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Confía en tu maestro
Fecha: Jueves, 27 de septiembre del 2018 ID: 201700002269

Síguenos en Facebook

Juan 14:15-27 Jesús promete enviar al Espíritu Santo como Consolador y Maestro para estar con sus discípulos y enseñarles todas las cosas.

¿Te dejas enseñar?

¿Reconoces las limitaciones de tu propio conocimiento y experiencia? ¿Le das la bienvenida y aún buscas la instrucción de un maestro sabio? O ¿Eres el tipo de persona que hace las cosas a ciegas rechazando cualquier consejo y prefiriendo proceder con prueba y error?

Humildad es uno de los protocolos para acercarse al Rey y una de las características de la humildad es un espíritu que se deja enseñar. Ester se dejaba enseñar. Su espíritu humilde le abrió el camino para la exaltación de ser una campesina a reina. Ella sabía que no tenía idea de cómo complacer y ganarse el afecto y favor del rey. Conociendo esto volteó a alguien que sí sabía: Hegai, el eunuco del rey.

Hegai conocía al Rey Jerjes mejor que nadie en el palacio. Él sabía cuáles eran las preferencias del rey, quizá mejor que el mismo rey. Hegai tenía conocimiento y experiencia en las que confió Ester. Ese espíritu que se dejaba enseñar, el de Ester, la elevó a una posición más arriba de las otras vírgenes en el harem y ganó el corazón del rey.

Como Ester tú tienes un eunuco, un Maestro para enseñarte el corazón, mente y costumbres del Rey. Jesús prometió a sus discípulos, “le pediré al Padre que les envíe otro Consolador, que se quede con ustedes por siempre –El Espíritu de verdad… pero el Ayudador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Él les enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que les he dicho”

El Espíritu Santo nos guía a toda la verdad. Él testifica de Jesús. “Él testifica a nuestro espíritu que somos hijos de Dios, con gemidos indecibles él intercede por nosotros conforme a la voluntad de Dios”. Él abre tu espíritu para recibir revelación y para entender las escrituras. Él está contigo y te da un acceso directo al Rey. Él te enseña a adorar, te llena, te da dones espirituales y te da poder para el servicio del Rey.

Si quieres encontrar el favor del Rey, humíllate como lo hizo Ester. Escucha al eunuco del Rey. Hegai fue un mero siervo humano del rey Jerjes. El Espíritu Santo es divino, y conoce el corazón y mente del Rey porque Él y el Rey son uno. No dejes que el orgullo o un espíritu que no se deja enseñar te detengan de acercarte al Rey. El Espíritu Santo es un Guía verdaderamente confiable. ¡Confía en tu Maestro!

Por Tommy Tenney

ORACIÓN
 Señor, gracias por darme al Espíritu Santo como mi Ayudador, Guía y Maestro. Espíritu Santo, humildemente me someto a tu instrucción. Enséñame el corazón, mente y costumbres del Rey. Prepárame para Su presencia.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Marcos 9:47-48 (TLA)

»Si lo que ves con tu ojo te hace desobedecer a Dios, mejor sácatelo. Es mejor que entres al reino de Dios con un solo ojo, que tener los dos ojos y ser echado al infierno, donde hay gusanos que nunca mueren, y donde el fuego nunca se apaga.

Palabras Claves: Tommy Tenney Reflexiones Confía en tu maestro

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...