Devocionales 71 vistos

Devocional: El asunto del control

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: El asunto del control
Fecha: Lunes, 18 de febrero del 2019 ID: 201700002589

Síguenos en Facebook

Gal 5:22-23 el fruto del Espíritu es…templanza (dominio propio)

Muchas veces, la necesidad de controlar a nuestros hijos viene de la falsa creencia de que nuestra identidad y valor vienen de qué tan bien se comportan nuestros hijos. Piénsalo, si tu valor viene de algo fuera de ti, tu tendencia es controlar a la gente y a los factores donde está basado tu valor. Mira a dictadores enfermos como Adolfo Hitler y Saddam Hussein quienes controlaron a través de la violencia e intimidación.

Pero nadie es más inseguro que un controlador, porque obra bajo la falsa creencia de que los asuntos externos de este mundo están determinando quién es él, no Dios y su respuesta ante Él. El fruto del Espíritu es “dominio propio” (Gal 5:23) no control sobre el cónyuge o los hijos.

Si tu identidad está en Cristo y tu corazón está puesto en ser la persona que Dios quiere que seas, nadie puede bloquear esa meta más que tú. “¿pero qué si mi hijo se rebela?” podrías preguntar. Tu hijo no puede detenerte de ser el padre o la madre que Dios quiere que seas. Sólo tú puedes hacer eso, en realidad, durante una crisis de rebelión, tu hijo y tu cónyuge necesitan que seas la persona que Dios quiere que seas más que nunca.

Intensa investigación ha mostrado que los mejores niños vienen de padres que aman a sus hijos y manejan su comportamiento. Los peores niños vienen de padres controladores sin amor. La segunda clase mejor de hijos es criada por padres permisivos que aman incondicionalmente.

Aquí hay un punto. No siempre vas a poder controlar a tu hijo, pero basado en tu posición y carácter en Cristo, siempre lo podrás amar. Amar a tu hijo depende sólo de ti y de tu respuesta a Dios. Controlarlo es algo que depende de la cooperación de tu hijo. Tu identidad y seguridad en Cristo no dependen de cosas que no tienes el derecho o habilidad de controlar.

Por Neil Anderson

ORACIÓN
Señor, sigue madurándome como una persona amorosa y ayúdame a no controlar a mis hijos o cónyuge con motivos egoístas, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

1 Tesalonicenses 5:9 (RVR 1960)

Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Palabras Claves: Neil AndersonEl asunto del controlReflexiones

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...