— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 131 vistos

Devocional: ¿Eres uno de los favorecidos de Dios?

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: ¿Eres uno de los favorecidos de Dios?
Fecha: Viernes, 11 de mayo del 2018 ID: 201700001944

Síguenos en Facebook

Salmo 89:1-4, 19-37 en donde el Señor declara el pacto y promesas que le hace a David para establecer su reino por siempre.

Dios no hace acepción de personas pero si tiene favorecidos.

¿Eres uno de los favorecidos de Dios? Dios no hace acepción de personas. Su invitación a la intimidad está abierta para todos. Sin embargo, no todos aceptarán la invitación. Muchas personas sueñan con la intimidad con el Rey. Para la mayoría de ellos, sólo será un sueño, ya que al final de todo no están dispuestos a aprender el protocolo de la adoración que hará realidad su sueño.

O se sienten indignos y suponen que tal intimidad está fuera de su alcance.Dignidad no tiene nada que ver con eso. Ninguno de nosotros es digno de entrar en la presencia del Rey. La sangre de Jesús nos hace dignos, por la obra terminada de Jesús en la cruz, entonces podemos entrar en la intimidad con nuestro Padre celestial. Todo lo que tenemos que hacer es aprender el protocolo del Palacio.

Como creador, Dios ama a toda la gente por igual, sin embargo Él tiene una relación con aquellos que se convierten en Sus hijos espirituales a través de la fe en Cristo. Pero incluso entre los creyentes hay quienes perseveran más para convertirse en gente especial. Esto no es porque Dios los ame más que a otros. Esto es porque ellos se han molestado en conocer lo que a Él le gusta.

Los favorecidos de Dios son aquellos que han determinado hacerle su prioridad. Ellos son los que voluntariamente han escogido amarlo con todo su corazón, alma, mente y fuerzas, con esta decisión que han tomado, han abandonado todo con el fin de tenerlo a Él. Ellos mismos se han abandonado a Dios y al conocimiento de Su corazón y mente. Estos son por quienes Dios mueve cielo y tierra.

¿Eres uno de ellos? ¡Puedes serlo!

David era uno de ellos. El salmo 89 describe el pacto de Dios con David, Dios le promete a David que establecerá su descendencia por siempre y establecerá su trono por todas las generaciones. Él le promete a David el trono en la línea de su familia y la victoria sobre sus enemigos. ¿Qué había en David que ganó tanto favor de Dios?

La Biblia dice que David era un hombre conforme al corazón de Dios, en otras palabras, David era un buscador de Dios. El deseo más grande de David era conocer a Dios y hacer Su voluntad. El caminó diariamente en comunión con Dios, David amaba a Dios con pasión y lo adoraba con todo lo que podía. Esto hizo a David uno de los “favoritos” de Dios.

Dios no hace acepción de personas, pero si tiene favorecidos. Y tú puedes ser uno de ellos. Aprende el protocolo de adoración, ama a Dios con todo tu corazón, alma, mente y fuerzas, suelta todo lo que pueda tomar el primer lugar que le corresponde a Dios y comienza a perseguirlo, persevera en aceptar la invitación de Dios a la intimidad. ¡Conviértete en uno de sus favorecidos!

Por Tommy Tenney

ORACION
Padre, quiero ser uno de tus favorecidos, me has invitado al lugar de intimidad contigo, dejaré todo lo que tengo primero y te elijo como mi amor supremo, mientras busco adorarte apasionadamente, acércame a tu íntimo abrazo.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Isaías 5:27 (RVR 1960)

No habrá entre ellos cansado, ni quien tropiece; ninguno se dormirá, ni le tomará sueño; a ninguno se le desatará el cinto de los lomos, ni se le romperá la correa de sus sandalias.

Palabras Claves: Tommy Tenney ¿Eres uno de los favorecidos de Dios? Reflexiones

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...