— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 245 vistos

Devocional: La actitud correcta respecto al dinero

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: La actitud correcta respecto al dinero
Fecha: Jueves, 12 de octubre del 2017 ID: 201700001161

Síguenos en Facebook

1 Tim 6:6-8  Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.

Los creyentes no deberían tener una preocupación egoísta con el dinero.

Con toda la atención que la sociedad moderna le da al dinero, a lo que puede comprar y los dividendos que puede ganar, los cristianos están continuamente siendo desafiados a ver correctamente. Pero las Escrituras nos dan mucha ayuda y guía en esta área. Está repleta de advertencias y consejos sobre cómo debemos actuar y pensar con respecto al dinero y a la riqueza.

Hay por lo menos ocho guías básicas bíblicas que cuando se creen y se siguen nos dan una perspectiva centrada en Dios del dinero. Primero, tener dinero en sí no está mal (1 Sam 2:7) Segundo, debemos reconocer que el dinero es un regalo de Dios y viene a nosotros a través de Su providencia (Deut 8:11-18)

Tercero, debemos estar dispuestos a perder nuestro dinero si esa es la voluntad de Dios para nosotros. Job dijo: “Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito” (Job 1:21). Cuarto, no debemos ser parciales hacia los que tienen mucho dinero (Sant. 2:1-10). Quinto, no debemos arrogantemente buscar la seguridad en el dinero (Prov. 11:28; 1 Tim 6:17) Sexto, la búsqueda de hacer dinero nunca debe ser nuestra prioridad en la vida (Mat 6:33) Siete, debemos usar el dinero para propósitos eternos, es decir, guiar a otros al Señor (Luc 16:9) Finalmente, no debemos atesorar egoístamente o gastar tontamente el dinero. Por el contrario, la verdadera generosidad debe caracterizar a cada creyente (Prov. 11:24-25; Luc 6:38)

Así como un arma de fuego, el dinero puede ser usado para propósitos buenos o malos, lo que significa que no hay nada inherentemente malo en él. Por lo tanto, la verdadera cuestión no concierne al dinero propiamente, sino cuál es nuestra actitud hacia él. El Señor quiere que veamos el dinero como Él lo hizo y que tengamos contentamiento con lo que tenemos.

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Apocalipsis 7:15-17 (RVR 1960)

Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos. Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.

Palabras Claves: John MacArthur Reflexiones

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...