— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 27 vistos

Devocional: La vanagloria de la vida

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: La vanagloria de la vida
Fecha: Sábado, 12 de enero del 2019 ID: 201700002508

Síguenos en Facebook

1 Juan 2:16…la vanagloria de la vida no viene del Padre sino del mundo.

La tercera forma de tentación está en el corazón del movimiento de la Nueva Era: la tentación de dirigir nuestro propio destino, regir nuestro mundo, ser nuestro propio dios. Satanás tentó a Eva con respecto a la fruta prohibida “el día que comas de ella tus ojos serán abiertos y serás como Dios conociendo el bien y el mal“ (Gen 3:5) la oferta de Satanás fue una atracción exagerada para nuestra propensión a gobernar. Parecía decir “no te sientas satisfecho de estar debajo de Dios cuando tienes el potencial de ser como Dios. Cuando Eva se convenció de que el árbol era deseable para hacerse sabios (v6) ella y Adán comieron.

La promesa de Satanás, a la pareja de que serían como Dios era una gran mentira. Cuando Adán y Eva cedieron ante su tentación, no se volvieron los dioses de este mundo como él se los había dicho. En lugar de ello, ellos cayeron de su posición de gobernadores con Dios y Satanás se convirtió en el dios de este mundo, justo como lo había planeado.

Satanás intentó hacer lo mismo con Jesús: “todos, (los reinos de este mundo y su gloria) te daré si postrado me adoras” (Mat 4:9) cuando piensas en la oferta de Satanás, ves que es ridícula. ¿Por qué se sentiría tentado Jesús a adorar a Satanás a cambio del mundo cuando Él era el dueño del universo?, Él contestó “escrito está: solo al Señor tu Dios adorarás y a Él sólo servirás” (v10)

La tentación de la vanagloria de la vida pretende dirigirnos lejos de la adoración a Dios y destruir nuestra obediencia a Dios al invitarnos a ser nuestro propio dios. Cuando sientas que no necesitas la ayuda de Dios o su dirección, que puedes manejar tu vida sin consultarle, que no necesitas arrodillarte ante nadie, ten cuidado: esa es la vanagloria de la vida. Cuando dejas de adorar y servir a Dios, en realidad estás adorando y sirviendo a Satanás, que es lo que él quiere más que nada en el mundo. En lugar de ello, tu vida debe caracterizarse por una gran humildad y obediencia a Dios. (1 Ped 5:5-11, Juan 15:8-10)

Por Neil Anderson

ORACIÓN
Padre, ayúdame a resistir la tentación de ser algo que tú no me has llamado a ser, no quiero asumir tu rol de capitán de mi alma, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Levíticos 19:18 (RVR 1960)

No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo.Yo Jehová.

Palabras Claves: Neil AndersonLa vanagloria de la vidaReflexiones

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...