— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 494 vistos

El poder del creyente

Por: Daniel Mendoza P.
El poder del creyente
Fecha: Jueves, 06 de abril del 2017 ID: 201700000233

Síguenos en Facebook

Juan 8:32 conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.

Cuando era un niño en la granja, mi padre, mi hermano y yo visitábamos a nuestros vecinos para compartir productos y mano de obra. El vecino tenía un pequeño perro que ladraba mucho y siempre me asustaba. Cuando venía ladrando, mi papá y mi hermano se quedaban quietos pero yo corría. ¿A quién creen que perseguía? Yo escapaba a la parte superior de la camioneta mientras el pequeño perro me ladraba desde el suelo.

Todos excepto yo podían ver que el perro no tenía poder sobre de mí, excepto el que yo le había dado. Además, no tenía poder de echarme a la camioneta, fue mi creencia la que me puso ahí. Ese perro me controlaba al usar mi mente, mis emociones, mi voluntad y mis músculos, todos los cuales estaban motivados por el temor. Finalmente un día me armé de valor,  me bajé de la camioneta y le lancé una piedra. ¡He ahí el resultado, corrió!

Satanás es como un perro que ladra, engaña a la gente a que le teman a él más que a Dios. Su poder está en la mentira. Él es el padre de mentira (Juan 8:44) el cual engaña a todo el mundo (Apoc. 12:9) y por lo tanto todo el mundo está bajo la influencia del maligno (1Juan 5:19). Él no puede hacer nada con respecto a tu posición en Cristo, pero si puede engañarte a creer en sus mentiras acerca de ti y de Dios, pasarás mucho tiempo (arriba de la camioneta) No tienes que gritarle más fuerte o superarlo para ser libre de su influencia. Sólo tienes que vencerlo con la verdad. Cree, declara y actúa sobre la verdad de la Palabra de Dios y frustrarás las estrategias del enemigo.

He aprendido de las Escrituras y de mi experiencia que la verdad es el agente liberador. El poder de Satanás está en la mentira y el poder del creyente está en conocer la verdad. Debemos buscar la verdad, no el poder.

Por Neil Anderson

Padre Dios, cuando Satanás me esté acosando y confundiendo, recuérdame que Tu Espíritu Santo dentro de mí es mayor que toda la maldad que me pueda rodear, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

1 Tesalonicenses 5:9 (RVR 1960)

Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Palabras Claves: Neil Anderson Devocionales

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...