Noticias 76 vistos

Granizo de magnitudes Bíblicas azotó las costas de Turquía y generó Estupor

Por: Daniel Mendoza P.
Granizo de magnitudes Bíblicas azotó las costas de Turquía y generó Estupor
Fecha: Miércoles, 27 de marzo del 2019 ID: 201700002657

Síguenos en Facebook

Hace varios días, en un hotel junto a las costas de Turquía vivió una muestra de la séptima plaga Bíblica cuando, desde el cielo cayeron granizos del tamaño de pelotas de golf sepultando así la ciudad de Mersin debajo de más de 3 pies de hielo. Lo que comenzó siendo una siempre tormenta de granizo se convirtió en un escenário Bíblico a medida que los violentos truenos precedieron a la montaña de hielo, de la misma forma que sucedió en Egipto.

Aunque el granizo en sí no necesariamente fue milagroso, ciertamente el tamaño del mismo superó ampliamente lo normal para esta ciudad del Mediterráneo que suele tener temperaturas cálidas que muy rara vez están debajo de 0º C, incluso en invierno.

Las calles quedaron bloqueadas y todos los parabrisas de los autos fueron destruidos por las bolas de hielo que incongruentemente se apilaron en las bases de las palmeras que se encuentran alineadas con la costa.

La Biblia brinda una clara explicación de cuál fue la séptima plaga, una combinación de fuego y hielo, y es apropiada para los tiempos turbulentos en los que vivimos.

“El granizo contiene tanto fuego como hielo, aunque el fuego no derrite el hielo y el agua del hielo no extingue el fuego. Son capaces de existir en armonía para cumplir el propósito de Dios. Similarmente, el comentarista medieval judío Rashi, comentó que en Génesis 1:8 la palabra hebrea para cielo, ‘shamayim’ proviene de las palabras hebreas ‘aish’ (fuego) y ‘mayim’ (aguas), siendo que ambas entraron en armonía para crear los cielos. Esto sirve como una poderosa lección de paz.”

Aquí pueden ver un vídeo de la tormenta:


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Proverbios 25:21-22 (RVR 1960)

Si el que te aborrece tuviere hambre, dale de comer pan, y si tuviere sed, dale de beber agua; porque ascuas amontonarás sobre su cabeza, y Jehová te lo pagará.

Palabras Claves: Turquia GranizoNaturaleza

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...