— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Noticias de Ciencia 147 vistos

Historiadores intentan mostrar cuál sería la “apariencia” de Jesús

Por: Daniel Mendoza P.
Historiadores intentan mostrar cuál sería la “apariencia” de Jesús
Fecha: Viernes, 30 de marzo del 2018 ID: 201700001842

Síguenos en Facebook

REINO UNIDO.- Esta semana, todos los cristianos del mundo recordarán la muerte y la resurrección de Jesucristo. Pero la apariencia del Mesías siempre fue un asunto que generó controversia. Aunque no hay una descripción de él en el Nuevo Testamento, las imágenes más comunes son de un hombre con piel blanca, generalmente barbudo y de pelo largo.

De hecho, son siglos de eurocentrismo en las representaciones artísticas en cuadros o en murales de iglesias.

Según los expertos, lo más probable es que tenía piel morena y mantenía los cabellos recortados, siguiendo la costumbre de los otros judíos de su época.

“En los evangelios no se describe físicamente. Si era alto o bajo, bien agradable o fuerte. La única cosa que se dice es su edad aproximada, unos 30 años”, explica la historiadora neozelandesa Joan E. Taylor. Se profundizó en el tema y lanzó recientemente el libro What Did Jesus Look Like? [¿Cuál era la apariencia de Jesús?].

La profesora del Departamento de Teología y Estudios Religiosos del King’s College de Londres, utilizó registros históricos de la época y contó con la ayuda de un diseñador gráfico para tratar de basar su teoría.

Ella cree que las imágenes que se popularizaron a lo largo de los siglos siempre procuraron retratar al Cristo como hijo de Dios, no al Jesús humano. “Y ese es un asunto que siempre me ha fascinado. “Yo quería ver a Jesús claramente”, justifica

Bajito, sin barba y de pelo corto

El asunto es recurrente en el Reino Unido. En 2001, la red BBC produjo un especial, mostrando las reconstrucciones faciales hechas por Richard Neave. Utilizando tres cráneos de antiguos habitantes de la región donde Jesús habría vivido, él y su equipo utilizaron el modelado 3D para proponer cómo sería un rostro típico de un judío del primer siglo. La idea era mostrar la apariencia más probable de Jesús.

Los esqueletos de judíos de esa época muestran que la altura media era de 1,60 m y peso medio, era poco más de 50 kilos. Es decir, Jesús sería bajito y delgado. Las conclusiones de Taylor son similares. “Los judíos de la época eran biológicamente similares a los judíos iraquíes de hoy en día. Así, creo que tenía cabellos de castaño oscuro, ojos negros, piel morena. Un hombre típico de Oriente Medio”, explica.

El color de la piel es una estimación. “Ciertamente él era moreno, considerando el color de personas de aquella región y, principalmente, analizando la fisonomía de hombres del desierto, gente que vive bajo el sol intenso”, revela el diseñador gráfico brasileño Cícero Moraes.

El especialista en reconstitución facial forense, ya ha hecho la reconstitución facial de 11 santos católicos. También creó una imagen de Jesucristo a partir de datos históricos y arqueológicos.

Para el teólogo Pedro Lima Vasconcellos, profesor de la Universidad Federal de Alagoas, “El mejor camino para imaginar el rostro de Jesús sería mirar a algún beduino de aquellas tierras desérticas, camionero, nómada de aquellas tierras castigadas por el sol inclemente”.

El rechazo de la larga cabellera tan común en pinturas medievales es porque en la Epístola a los Corintios [11:14], el apóstol Pablo escribe que “es una deshonra para el hombre tener pelo largo”.

“Para el mundo romano, la apariencia aceptable para un hombre eran barbas hechas y cabellos cortos. Un filósofo de la antigüedad probablemente tenía pelo corto y, tal vez, se dejase la barba crecer”, insiste Taylor.

El historiador André Leonardo Chevitarese, profesor del Instituto de Historia de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) explica que las primeras iconografías conocidas de Jesús, datadas del siglo 3, mostraban el rostro liso y cabellos cortos. “Era mucho más la representación de un joven filósofo, un profesor, que un dios barbudo”, asegura.

La representación “clásica”, de Jesús barbudo y cabelludo se popularizaron en la Edad Media, en el auge del Imperio Bizantino. El profesor Chevitarese dice que esa representación de la figura de Cristo como un ser invencible traía semejanzas físicas con los reyes y emperadores de la época.

El sociólogo Francisco Borba Ribeiro Neto, coordinador del Núcleo Fe y Cultura de la Pontificia Universidad Católica de Sao Paulo (PUC-SP), dice que en otros lugares del mundo había representaciones distintas.

“En las Iglesias católicas de Oriente, el icono de Cristo debe seguir una serie de reglas para que la imagen transmita esa otra percepción de la realidad de Cristo. Por ejemplo, la frente es alta, con arrugas que normalmente se agrupan entre los ojos, sugiriendo la sabiduría y la capacidad de ver más allá del mundo material, en las escenas con varias personas él es siempre representado mayor, indicando su ascendencia sobre el ser humano normal, y en la cruz está representado vivo y en la gloria, indicando desde allí su resurrección.

El sociólogo cree que esto también es una cuestión cultural. “El problema de la representación fiel al personaje histórico es una cuestión de nuestro tiempo, cuando la reflexión crítica mostró las formas de dominación cultural asociadas a las representaciones artísticas”, evalúa.

“En ese sentido, el problema no es tener un Cristo rubio de ojos azules. Es decir, los fieles negros o mulatos, con características caboclas -mestizaje de blanco con indio-, imaginando que la divinidad debe presentarse con las facciones europeas porque éstas representan a aquellos que están en la escala social”, concluye.

[ Fuente: BBC ]

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Efesios 4:29 (RVR 1960)

Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

Palabras Claves: Rostro de Jesucristo Reino unido Apariencia de Jesucristo

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...