— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 423 vistos

La necesidad de la oración de agradecimiento

Por: Daniel Mendoza P.
La necesidad de la oración de agradecimiento
Fecha: Jueves, 11 de mayo del 2017 ID: 201700000412

Síguenos en Facebook

Filip 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Creyentes genuinos reaccionarán con agradecimiento en las pruebas y sufrimientos.

Es muy importante el mantenimiento preventivo. Si somos creyentes disciplinados, podremos prepararnos para cualquier tipo de prueba y dificultades. Entonces cuando lo inesperado suceda, seremos capaces de responder de una manera piadosa y apreciar verdaderamente lo que el Señor nos está enseñando.

La actitud expresada en el verso de hoy, es básica y es uno de los antídotos más fuertes para el miedo y para la falta de preparación ante las pruebas. El apóstol Pablo afirma una actitud que nos permite clamar a Dios por ayuda en dificultades, pero que no deja lugar para la duda o culpa. Tales respuestas revelan una ausencia de fe y falta de aceptación de lo que Dios tiene para nosotros.

Una reacción de oración y agradecimiento ante las pruebas de Dios en nuestras vidas, sin importar qué tan dolorosas o difíciles de comprender en el momento sean, resulta en que recibamos su paz inigualable. Una mirada cuidadosa a Filipenses 4:6, junto con el verso 7 “y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”, proclama que la preocupación principal de Dios para nosotros no son tanto las respuestas específicas a cada petición nuestra, sino que conozcamos Su paz sobrenatural. Podemos tomar también este principio de una serie larga de preguntas que le hizo Job a Dios mismo. Dios escogió no contestarle precisamente cada pregunta (ver Job 38-41) porque Su propósito era simplemente que Job conociera la soberanía de Dios y se sometiera a ella.

Quizá ese sea Su propósito para nosotros también. Por lo tanto, el Señor quiere que nos preparemos para las pruebas y sufrimientos con una respuesta llena de fe y agradecimiento, una que reconozca que Él tiene un gran propósito para nosotros (1 Pedro 5:10) y recuerda Su promesa de que no recibiremos una prueba más grande de lo que podamos soportar (1 Cor 10:13)

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Efesios 6:2 (RVR 1960)

Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa.

Palabras Claves: John MacArthur Devocionales

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...