— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Noticia Cristiana 59 vistos

Misionera arriesga todo “por amor”

Por: Daniel Mendoza P.
Misionera arriesga todo “por amor”
Fecha: Viernes, 16 de noviembre del 2018 ID: 201700002401

Síguenos en Facebook

Katie Davis, una misionera estadounidense que ha decidido obedecer a lo que ella ha denominado “una gran oportunidad de Dios para su vida” adoptando a 13 niñas de Uganda.

Con 18 años, Davis se fue como misionera a Uganda, en África, renunciando ir a la universidad para compartir el amor de Dios en ese país. Estando allá, su vida cambió para siempre valorando las cosas sencillas que Dios le ofrecía a través del servicio que ella hacía para Él.

De esa manera, se convirtió en maestra de preescolar de un orfanato, Katie describe que lo que ella hizo fue “un paso de fe”, pues ella comenzó un ministerio llamado “Amazima”, que significa “Verdad” donde buscan transformar vidas y a la vez afectar comunidades con el evangelio de Jesucristo.

Después de 5 años, con sus 23 años, ella decidió adoptar a 13 niñas que había ayudado a criar en el orfanato donde daba clase, este mover le reveló que el amor de Dios tiene que ver con recibir aquellos que no son de tu familia, lo cual lo toma como una gran lección que aprendió.

“En aquellos primeros días en que yo les enseñaba cómo conocer a Jesús, no tenía comprensión del amor salvaje e incontrolable que yo sentiría por ellas … Yo no sabía que podía sentir tanto amor que mi corazón llegaba al dolor dentro de mi pecho”, cuenta Katie.

El amor incondicional fue la base de la relación que empezaron ella y su actual esposo, Benji Majors, quien era un servidor en la iglesia de Uganda; ambos provenían de Tennessee pero se conocieron en África.

Se casaron y sus 13 hijas fueron sus damas de honor, “El amor de mi marido es otra manera por la que Dios eligió derramar su amor extravagante sobre mí, un recordatorio constante de que Él se alegra conmigo y por cada una de nuestras hijas”, dice Katie de su esposo, quien aceptó a las niñas de manera incondicional.

Unidos en matrimonio, tuvieron una hija que agrandó a la familia que se residenció en Uganda.

Esta hermosa experiencia del amor de Dios manifestado en su vida, Katie la quiere dar a conocer dando las siguientes palabras: “usted no necesita ir a Uganda para ser un misionero. Usted no necesita adoptar 13 niños para ser las manos y los pies de Jesús. Usted puede hacer algo para compartir el amor de Dios con aquellos que están a su alrededor. Enfrente cada día con la alegría del Señor y sea lleno del Espíritu, buscando bendecir a la gente a tu alrededor, no importa donde estés”.


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

1 Corintios 15:52 (RVR 1960)

En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

Palabras Claves: Misiones Evangelismo Africa

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...