— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 89 vistos

Devocional: Íntimo pero no irreverente

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Íntimo pero no irreverente
Fecha: Viernes, 20 de abril del 2018 ID: 201700001897

Síguenos en Facebook

Isaías 6: 1 – 8 el profeta en una visión ve al Rey, al Señor de los ejércitos en Su trono y es sobrecogido con reverencia y temor santo.

No puedes adorar lo que destronas

Intimidad no necesariamente significa familiaridad.

Los más cercanos al Rey nunca presumirán familiaridad con Él. Ellos exaltarán, honrarán, reverenciarán y adorarán más que los que están lejos. ¿Por qué? Porque los íntimos del Rey lo conocen por quien es en realidad. ¡Y ese conocimiento los deja atónitos!

La adoración fomenta la intimidad. Pero aquellos que en  verdad adoran nunca toman su intimidad con el Rey a la ligera. Aun como esposa, Ester no se atrevía a acercarse al rey Jerjes sin invitación o sin ser anunciada. Podría haber sido ejecutada. Por esta razón su decisión de ir al rey en nombre de su pueblo amenazado fue un acto de valentía. Ester entendió el poder asombroso y la autoridad de su esposo. Ella voluntariamente arriesgó su vida y futuro al interceder por su pueblo

Los padres e hijos comparten una relación íntima. Pero al mismo tiempo existe cierta “distancia” entre ellos. Me encanta cuando mis hijas me dicen “papito”, nadie más en el mundo, mas que ellas, tiene ese privilegio. Mis hijas disfrutan de una relación exclusiva conmigo. Sin embargo ese título de “papi” conserva cierta distancia entre nosotros. Ellas son mis hijas, yo soy su padre, somos íntimos, pero no con demasiada confianza.

De la misma manera Dios nos ama y nos invita a una intimidad con Él, pero siempre habrá cierta “distancia” entre Él y nosotros. Entre más íntimos nos volvamos con el Rey, menos irreverentes seremos con Él. Mientras crezcamos más en el conocimiento de quién es Él entenderemos la reverencia y asombro y adoración que le debemos.

Isaías descubrió esto cuando honraba y adoraba a Dios. Pero le tomó una visión del Señor en Su trono para verlo como realmente es. Y esa visión lo sobrecogió. En un momento la perspectiva de Isaías cambió en cuanto a quién es Dios. Él vio su poder, majestad, gloria y santidad, ¿su respuesta? Isaías adoró.

No puedes adorar lo que has destronado. Entre más conocemos a alguien, mayor libertad sentimos para tratarlo de forma casual. La irreverencia pone a la persona fuera del pedestal ante nuestros ojos.

Algunas iglesias y cristianos fingen una familiaridad casual hacia Dios que es completamente anti bíblica. Aquellos que parecen más familiarizados con Dios en realidad son los menos íntimos con Él. Su familiaridad revela que su punto de vista de Dios es muy pequeño y limitado.

Como hijos de Dios tenemos el derecho de ser íntimos con Él, al mismo tiempo existe “otra parte” de Dios que es sobrenatural y esa “otra parte” merece nuestro honor, nuestro respeto, nuestra reverencia, nuestro amor y nuestra adoración. El Rey te invita hacia su aposento interior. ¡Adelante! ¡Sé íntimo, pero con reverencia!

Por Tommy Tenney

ORACION
Padre, gracias por invitarme a ser íntimo contigo, perdóname por las veces que he sido demasiado irreverente, las veces que he presumido de nuestra relación y tomado mis pecados muy a la ligera. Quiero adorarte en espíritu y verdad. Enséñame quién realmente eres, ayúdame a volverme más íntimo contigo pero con reverencia.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Proverbios 27:6 (RVR 1960)

Fieles son las heridas del que ama; Pero importunos los besos del que aborrece.

Palabras Claves: Tommy Tenney Reflexiones Íntimo pero no irreverente

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...