— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 334 vistos

Devocional: Manteniendo el tesoro

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Manteniendo el tesoro
Fecha: Viernes, 29 de diciembre del 2017 ID: 201700001493

Síguenos en Facebook

Mat 6:19  No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan

El cielo es el único lugar seguro para el tesoro.

En el Oriente, durante los tiempos bíblicos, la riqueza era preservada básicamente en tres formas. No había papel, no había libros de bancos, no había nada que coincida con el tipo de sistema que tenemos hoy en día. La riqueza era identificada literalmente con mercancía como el grano, oro o metales preciosos.

La ropa en la Biblia siempre fue una expresión de riqueza. En Jueces 14:12 Sansón le dijo a los filisteos que si contestaban su acertijo, les daría “treinta vestidos de lino y treinta vestidos de fiesta” pero hay un problema con la ropa, la polilla se la come. ¿Has notado alguna vez que la polilla no se come lo que te pones, sólo lo que guardas? Tendemos a acumular y mucho de nuestro tesoro se invierte en ropa, esperando ser destruida por la polilla.

El grano fue otra fuente de riqueza. El rico insensato dijo que derribaría sus graneros y construiría unos más grandes para guardar su grano y sus bienes (Luc 12:18) En Mateo 6:19 la palabra griega traducida como “moho” literalmente significa “comer” El problema con el grano es que a ratas, gusanos y alimañas les gusta comerlo.

La tercera mercancía es el oro o los metales preciosos. El problema con este es ¿dónde lo puedes esconder? Puedes tenerlo en tu casa pero un ladrón podría entrar y robarlo. Por lo tanto, era común encontrar un lugar secreto en el campo y en la oscuridad de la noche cavar un hoyo y enterrarlo. Pero los ladrones podrían buscar en la noche y ver dónde entierra el hombre su tesoro y luego cavar y sacarlo.

Nada de lo que posees está completamente seguro de robo o destrucción. Y aún si mantienes tus posesiones perfectamente seguras durante toda tu vida, ciertamente eres separado de ellas en la muerte. Por eso Jesús dijo: “haceos tesoros en el cielo donde ni la polilla ni el orín corrompen y donde ladrones no minan ni hurtan” (v20)

¿Qué hay de ti? ¿Estás guardando tu tesoro en un lugar seguro?

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Romanos 15:4 (RVR 1960)

Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Palabras Claves: John MacArthur Reflexiones

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...