— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 40 vistos

Devocional: Siendo devotos a Dios

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Siendo devotos a Dios
Fecha: Miércoles, 08 de noviembre del 2017 ID: 201700001265

Síguenos en Facebook



Mat 6:21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

El creyente debe tener una firme devoción a Dios.

El pastor británico Martyn Lloyd-Jones contó la historia de un granjero quien un día felizmente fue con su esposa y familia para decirles que su mejor vaca había dado a luz a dos becerros, uno café y uno blanco. El granjero dijo: “De pronto tuve un impulso de que debemos dedicar uno de los becerros al Señor. Venderemos uno y nos quedaremos con las ganancias, el otro también lo venderemos y daremos las ganancias a la obra del Señor” Su esposa le preguntó cuál de los dos dedicaría al Señor y él contestó: “no hay necesidad de preocuparse por eso ahora. Los trataremos a los dos de la misma manera y cuando llegue el momento haremos lo que diga” y se fue. Unos meses después el granjero entró a su cocina con un triste semblante. Cuando su esposa le preguntó qué le preocupaba, él contestó: “tengo malas noticias, el becerro del Señor se murió”

Nos reímos de la historia porque todos tendemos a hacer tesoros en la tierra. Queremos ser ricos para con nosotros mismos y pobres para con Dios. Jesús habla directamente a esa mala forma de pensar al decir “donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón” (Mat 6:21) Tu corazón y tu tesoro van de la mano, ambos necesitan estar en el cielo. Nuestro Señor está hablando de una devoción firme hacia Dios y a Su causa, la que no es distraída por el mundo.

Jesús no está diciendo que si pones tu tesoro en el lugar correcto, tu corazón estará en el lugar correcto, sino que el lugar de tus tesoros indica donde ya está tu corazón. Los problemas espirituales siempre son problemas del corazón. El principio de Dios para Su pueblo siempre ha sido: “Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto” (Prov. 3:9-10)

¿Qué hay de ti? ¿Ese es el principio por el cual vives?

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Apocalipsis 21:4 (RVR 1960)

Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...