— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 246 vistos

La importancia del amor fraternal

Por: Daniel Mendoza P.
La importancia del amor fraternal
Fecha: Martes, 07 de febrero del 2017 ID: 201700000041

Síguenos en Facebook



Heb 13:1 Permanezca el amor fraternal.

El amor genuino entre cristianos es un testimonio al mundo, a nosotros y a Dios.

La importancia del amor fraternal va más allá de las paredes de nuestra iglesia local. En Juan 13:35 Jesús dijo: “De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros”  En efecto, Dios ha hecho el amor mutuo la vara de medir por la cual el mundo puede determinar si nuestra profesión cristiana es genuina. Es por ello que es tan importante que tengamos una actitud desinteresada y sinceramente pongamos los intereses de nuestros hermanos y hermanas en Cristo por encima de los nuestros.

Si eres un padre, sabes la delicia que es cuando tus hijos se aman y se cuidan entre sí. Tales relaciones armoniosas hacen a una familia unida y cumplen las palabras del salmista: “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es  Habitar los hermanos juntos en armonía!” (Salmo 133:1) Dios es complacido y glorificado cuando los hermanos cristianos se aman el uno al otro y ministran juntos en armonía.

Ni el autor de Hebreos ni el apóstol Juan están equiparando el amor con los sentimientos, o el afecto superficial.  El compromiso práctico marca el verdadero amor fraternal. Si no tienes tal compromiso, es justo cuestionar tu relación con Dios (1 Juan 3:17) Negarse a ayudar a un hermano en Cristo cuando puedes, Juan dice, revela que realmente no lo amas. Y si no lo amas, el amor de Dios no puede estar en tu corazón, lo que prueba que no le perteneces a Él. Esta lógica es persuasiva, debe motivarnos a ver la importancia de practicar el amor fraternal “Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. Y en esto conocemos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de él”  (1Juan 3:18-19)

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

2 Pedro 3:9 (RVR 1960)

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...