— ENLACES PATROCINADOS —
Adoración

Los himnos evangélicos perfectos

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Martes, 22 de octubre del 2013 ID: 201500000736

Síguenos en Facebook



Los himnos evangélicos más sublimes que existen fueron compuestos por Johann Sebastian Bach en el siglo XVIII.

Nació en Turingia, Alemania, en 1685. Su padre fue maestro de música luterano. Y al, igual que sus antecesores, Johann Sebastian fue luterano hasta su muerte en 1750.

La iglesia luterana nació de la reforma de Martín Lutero en el siglo XVI. De ella derivaron las iglesias metodistas, bautistas, y las posteriores iglesias pentecostales de todo el mundo.

Según su amigo y biógrafo J.N. Forkel, compuso más de mil conciertos, cerca de mil coros, motetes y oratorios, y doscientas siete cantatas para los servicios de la iglesia cristiana. Sus cantatas o himnos de alabanza a Jesucristo tienen una duración de hasta una hora cada uno, y son obras maestras, como toda la música de este gran cristiano. 

Los casi mil coros, motetes y oratorios son también de una duración de hasta dos horas y media. La cantata BWV80, con una duración de 28 minutos, es el  Himno de la Reforma : "Castillo Fuerte es Nuestro Dios" ( Ein Feste Burg Ist Unser Gott ), compuesto por Martín Lutero. 

En los años 1716, 1732 y 1735 se celebraron en Alemania  Festivales de la Reforma Protestante , para los cuales Bach compuso las cantatas, y una de ellas fue  “Ein’ feste Burg ist unster Gott” .

Uno de los motetes universalmente interpretados en los conciertos de música clásica de todo el mundo, es  “Jesús alegría de los hombres” , que inicia el himno BWV 127, con una intensa alabanza al Redentor: 
 
 “Tú, cuyo amor brilla como la Luz que guía,  
 atraes a Ti a las almas que buscan llegar al cielo por la fe;  
 Hijo de Dios: te pedimos que nos acerques a Ti.” 


Los oratorios de la Pasión del Señor Jesucristo, son conciertos corales de dos horas y mediabasados en los Evangelios. El  Oratorio según San Mateo  abarca los capítulos 26 y 27; el de  San Juan  los capítulos 18 y 19 del Evangelio; y la misma composición muestran los oratorios de la  Pasión de San Lucas  y  San Marcos .

Desde el siglo XVI en el Sacro Imperio Germánico Romano y en toda Europa y América, nadie podía comprar, vender, y ni siquiera  mencionar versículos de la Biblia en privado ni en público, debido a la  contrarreforma , para destruir el movimiento religioso protestante iniciado por Lutero.



La Biblia se colocó en el índice de los libros prohibidos hasta bien entrado el siglo XVIII. Bach desafiaba a los poderes políticoreligiosos de todo el mundo al componer sus magistrales obras utilizando únicamente la Biblia, y desechando absolutamente toda la liturgia y tradición de las misas católicas, poniendo su vida en peligro constantemente, como su Maestro.

Como ilustración del castigo aplicado por los reyes europeos a los protestantes que leían y divulgaban la Biblia, la historia registra la infernal matanza de la llamada Noche de San Bartolomé en la cual 70,000 cristianos franceses fueron acuchillados, quemados, enterrados vivos o degollados, lo mismo niños, mujeres y hombres o ancianos. Con este genocidio cometido por el  Rey Sol  Luis XIV, el protestantismo desapareció de Francia y no quedó ni un cristiano en ese país.

La razón por la que Bach escapó de las manos del Sacro Imperio Germano austríaco y de los reyes de Europa fue que siempre residió en la comunidad de las Provincias Unidas, en la región de Brandemburgo, que eran luteranos cuyos príncipes eran protestantes, y protegieron su vida y su obra desde el principio. EnOrdruf-Lüneburg de 1685 a 1703; en Weimar de 1703 a 1704; Arnstadt 1704 a 1707; Mulhausen 1707 a 1723; y finalmente en Leipzig, de 1723 a 1750, año en que murió.

De no haber sido protegido por los príncipes luteranos, Bach habría sido condenando por utilizar la Biblia en su música, y castigado con el destierro, o a prisión perpetua (como Galileo) o probablemente con la hoguera, en caso de no retractarse.

¡Gracias a Dios que fue guardado! Porque ahora la Iglesia Evangélica cuenta con más de doscientos himnos perfectos, y casi un millar de obras cristianas para orquesta y coros, dotados de una belleza y perfección que supera toda obra semejante, incluso la de cualquier himnólogo cristiano que haya existido.

La perfección musical alcanzada por este notable cristiano es exaltada por los siguientes genios de la música, lo cual nos da idea de la grandeza del don que Dios dio a Bach:

Max Reger:  En una fuga de Bach estaba contenida toda la filosofía de Occidente. / El principio y el fin de toda la música .

Fuentes wikipedia:  Convertía en oro todo cuanto tocaba. 
 
Igor Stravinski: 
 La personalidad artística del maestro de Eisenach es un milagro, algo sobrenatural e inexplicable. 



Anton Webern:  Toda la música se encuentra en Bach. 

C.F. Shubart:  Lo que Newton fue como científico, Bach lo fue como músico. 

Wolfang Amadeus Mozart:  La música de Bach es algo que hay que aprender .

Robert Schumann:  Solamente hay uno de quien los demás podríamos sacar algo nuevo: Johann Sebastian Bach . /  La música le debe tanto como la religión a su fundador. 

Anton Webern:  Todo ocurre en Bach. 

Claude Debussy: 
 Es el amado dios de la música, a quien todos los compositores deberían elevar una oración antes de ponerse a trabajar .

Paul Hindemith:  Bach es el exponente del más alto grado de perfección que puede lograr el hombre.

Paul Casals: 
 Inicialmente estaba Bach..., y entonces todos los otros .
 
Jorge Lopez:
  Bach es la clave. El punto de referencia. Si la música tiene un dios, ese es Johann Sebastian Bach .

Babelia, El Pais:  Arquitecto musical más grande de toda la historia.

Su amor por Jesucristo fue sincero hasta el momento de su muerte, rodeado en su lecho por su esposa e hijos; habiendo quedado ciego, justo antes de morir Dios le devolvió la vista y pudo despedirse de sus amados, a quienes durante toda su vida amó como el mejor padre del mundo.

Su familia entonaba una de sus alabanzas a Jesús, mientras su alma era recogida por los ángeles y llevada a la gloria, donde sin duda se entonarán sus himnos, que fueron perfectos, bellos y fervientes. A Dios dedicó todas sus extraordinarias obras; decía que la música solamente debía componerse para Dios.

Juan José Tena Ruiz –Contador Público y Periodista - México


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

2 Tesalonicenses 2:10-12 (RVR 1960)

Y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad sino que se complacieron en la injusticia.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...