— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 149 vistos

Siendo un hacedor de la Palabra

Por: Daniel Mendoza P.
Siendo un hacedor de la Palabra
Fecha: Lunes, 19 de junio del 2017 ID: 201700000623

Síguenos en Facebook



Sant 1:22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores

El estudio eficaz de la Biblia, se construye sobre tres preguntas claves: ¿Qué dice la Biblia? ¿Qué significa? ¿Cómo se aplica a mi vida? Cada una de esas preguntas es importante, pero aplicar la Palabra siempre debe ser la meta más alta. El conocimiento sin la aplicación es inútil.

Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento enfatizan la importancia de aplicar la Escritura. Por ejemplo, justo antes de guiar a los israelitas a la Tierra Prometida, Josué recibió este mensaje de Dios: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” (Josué 1:8) Ese es un mandato a ser un hacedor de la Palabra, uno que recibe, estudia y comprende la Escritura, luego la aplica a cada aspecto de su vida. Esa fue la clave para el éxito asombroso de Josué.

Santiago 1:22 es la contraparte en el Nuevo Testamento de Josué 1:8 y se dirige a cada creyente. Sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores engañándoos a vosotros mismos. No es suficiente escuchar la Palabra, debes hacer lo que dice.

La frase “hacedor de la palabra” no se refiere a la persona que obedece periódicamente, sino a la que habitualmente y característicamente obedece.  Una cosa es correr en una carrera y otra cosa es ser un corredor. Una cosa es enseñar una clase y otra cosa es ser maestro. Los corredores son conocidos porque corren, los maestros son conocidos porque enseñan, es característico de sus vidas. De manera similar, los hacedores de la Palabra son conocidos por su obediencia a la verdad bíblica.

Nunca te contentes con ser solamente un oidor de la Palabra, sino sé un hacedor en la vida cristiana. El que digas que amas a Cristo significará algo solamente si obedeces lo que Él dice.

Por John MacArthur


— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Salmos 118:14 (RVR 1960)

Mi fortaleza y mi cántico es JAH, Y él me ha sido por salvación.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...