— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Noticia Cristiana 134 vistos

Teólogos: “Dejen de usar el término ‘Palestina’, eso no existe en la Biblia”

Por: Daniel Mendoza P.
Teólogos: “Dejen de usar el término ‘Palestina’, eso no existe en la Biblia”
Fecha: Sábado, 20 de enero del 2018 ID: 201700001567

Síguenos en Facebook

El doctor Michael Brown, teólogo, autor y presentador del programa cristiano Line of Fire, está haciendo un llamamiento público a las editoriales de biblias. Él cuestiona las motivaciones para que la palabra “Palestina” aparezca cada vez más en ediciones recientes.

Ya sea en mapas, notas al pie o comentarios en biblias de estudio, para él ese es un gran error. El caso más reciente es la nueva edición de la traducción New American Standard Bible (NASB), que optó por usar el término “Palestina” en subtítulos o encabezados.

Él se refiere a las frases en negrita usadas por diferentes versiones de las Escrituras para destacar el asunto en determinado capítulo o porción bíblica.

La polémica no es nueva, pero Brown dice que no se trata sólo de un anacronismo, es una cuestión histórica-teológica bastante seria. Por ejemplo, la NASB usa el siguiente encabezado antes de Josué 10:29: “Josué conquista el sur de Palestina”. De la misma forma, antes del texto de Josué 11: 1 está la frase: “Toma del Norte de Palestina”.

“El problema”, recuerda Brown, “es que Palestina no existe, si el lugar necesita ser llamado por algún nombre, que sea Canaán”.

Para el teólogo, muchos editores poseen la preocupación sana en hacer materiales de estudio que faciliten el entendimiento del público, pero ese tipo de cosa remite al supersessionismo, la interpretación llamada “teología de la sustitución” donde, equivocadamente, la iglesia es vista como el “Israel espiritual” y que ignora muchas de las promesas de Dios para la nación de Israel.

Brown recuerda que eso no tendría sentido especialmente en el Antiguo Testamento. “Yo simplemente estoy preguntando por qué usar el término completamente equivocado Palestina, ya que él sólo pasó a designar aquella parte del mundo durante la conquista romana”, cerca de un siglo después de la muerte de Cristo.

El teólogo rescata algunos argumentos bien conocidos, recordando que Palestina es una traducción del latín para Filistea, la tierra de los filisteos. La palabra pasó a ser usada por orden del emperador romano Adriano, que odiaba al pueblo judío. En el año 135 d.C, decretó que Judea pasaría a ser denominada ‘Palestina’, que remitía al pueblo enemigo de Israel que se había extinguido más de 600 años antes.

Adriano, que lidiaba con la revuelta de los judíos liderada por Bar Kokhba en la época, también cambió el nombre de Jerusalén a ‘Aelia Capitolina’ (Capital del Sol). Su objetivo declarado era borrar el nombre de Israel de la historia.

El uso ‘cristiano’ del término

Los registros históricos muestran que los términos Palestina y Aelia Capitolina cayeron en desuso tras la muerte de Adriano. Jerusalén nunca más fue llamada de esa manera, pero “Palestina” se encuentra en los textos de Eusebio, un historiador de la Iglesia que vivía en Cesarea. Alrededor del año 300 d.C., escribió sobre el fin de la persecución romana a los cristianos y cómo el emperador Constantino empezaba a aceptar el cristianismo.

Brown no es el único en cuestionar su uso. El doctor Thomas S. McCall, teólogo que escribió extensivamente sobre el tema, explica que por siglos la idea de una tierra de Palestina, en sustitución de Israel, se utilizó en la literatura. Sin embargo, nadie hablaba de un “pueblo palestino”, pues judíos y cristianos convivían en la región durante mucho tiempo. Cuando el Islam comenzó a expandirse en Oriente Medio, Jerusalén pasó a llamarse “Al Quds”, pero como un término religioso, no un rediseño oficial.

Sin embargo, la idea de una Palestina se firmó definitivamente cuando los británicos retomaron la región de la mano de los turcos otomanos, después de la Primera Guerra Mundial. En la época, ellos llamaban a los dos lados del río Jordán Palestina.

Se consolidó como un término geopolítico, pero todos los que vivían en Tierra Santa eventualmente eran llamados palestinos, tanto si eran judíos, árabes o europeos.

Aunque esta palabra nunca aparezca en el texto bíblico, al final de muchas biblias los mapas dicen “La Palestina en el Tiempo de Jesús”. Es una opción extraña, considerando que nunca hubo una Palestina en los días de Jesús. Puede ser una tradición consolidada, pero no deja de ser mala teología.

Para McCall, el uso de Palestina en la Biblia “es más que mal, es devastador cuando, en nuestros días, ese término es la piedra angular de la guerra de la propaganda política contra Israel y contra el pueblo judío. ¿Queremos usar términos inventados por aquellos que odian a Cristo, la Biblia e Israel? ¿Queremos utilizar términos usados ??por los enemigos de Israel que desean realizar nada menos que la destrucción del pueblo judío? ¡Creo que no!”

El estudioso hace un llamamiento vehemente: “Los cristianos deberían usar la terminología de la Biblia siempre que sea posible. ¿Por qué no volvemos a los términos usados ??en el Nuevo Testamento? Los escritores de los Evangelios usaron el término “Israel” para referirse a Tierra Santa. ¿Por qué debemos utilizar cualquier otro término para referirse a la Tierra Santa, sobre todo ahora que los judíos vuelven a ella para restablecerla como la nación de Israel de entre la familia de naciones?”.

Fuente: Charisma NewsBeth Shalom

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Salmos 25:6-7 (RVR 1960)

Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, que son perpetuas. De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; conforme a tu misericordia acuérdate de mí.

Palabras Claves: Israel Palestina Biblia

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...