— ENLACES PATROCINADOS —
Peliculas

Héroes de la Fe : "John Huss" Un Mártir de la Fe

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha:  Lunes, 29 de octubre del 2012 ID: 201500000008

Síguenos en Facebook



DIO SU VIDA POR DEFENDER LA VERDAD -
Cuando John Huss fue llevado a las afueras de la ciudad se juntó una gran multitud que seguía al
prisionero. Al llegar al lugar donde sería ejecutado se arrodilló y pronunció en voz alta el Salmo 31 y
el Salmo 51. Luego, con alegría dijo: "En tus manos, Oh Señor, encomiendo mi espíritu; tú me has
redimido, Dios bueno y misericordioso".

Sacándolo abruptamente de sus oraciones, el verdugo lo ató a un poste con cuerdas mojadas, su
cuello también fue sujetado al poste con una cadena de hierro y el verdugo le dijo: "¿No te da
vergüenza estar atado como un perro?" John respondió: "Mi Señor Jesús fue atado con una cadena
peor que esta por mis culpas, ¿Por qué me va a dar vergüenza esta cadena oxidada?".
Sin perder tiempo, los verdugos apilaron leña hasta el alto de su barbilla. Poco antes de encender
el fuego se acercó un obispo y le dijo: "Si renuncias públicamente a tus creencias y reniegas de
todo lo que has enseñado al pueblo, te salvarás de la hoguera". John respondió: "¿Díganme, cuál
es el error al que debo renunciar? No soy culpable de ningún mal. Le enseñé a los hombres el
camino del arrepentimiento y el perdón de pecados, de acuerdo a la verdad del Evangelio de Cristo
Jesús. Por ese Evangelio estoy yo aquí, y estoy aquí con valor y alegría, listo para sufrir esta
muerte". "Lo que enseñé con mi boca, ahora lo sellaré con mi sangre".

Cuando encendieron el fuego, John Huss comenzó a cantar un himno con una voz tan fuerte y
alegre que se oía por encima del tronar del fuego y del ruido de la multitud. Su canto era:
"Jesucristo, Hijo de Dios, ten misericordia de mí". Poco tiempo después se apagaba la voz de aquel
amoroso maestro que con total dedicación enseñó las buenas nuevas.

La historia narra que durante el juicio, su amigo John de Clum lo confortó grandemente e incluso
buscó varias formas de salvarlo de la muerte, pero John Huss prefirió morir antes que negar las
verdades que había aprendido de la Biblia. Confió en que el Señor lo fortalecería en el momento de
su muerte y así fue. Cuando John Huss se hallaba en medio de tanto odio, su fe en Jesús hizo que
se mantuviera firme y que sirviera de ejemplo a miles de mártires que seguirían sus pasos

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Proverbios 16:3 (RVR 1960)

Encomienda a Jehová tus obras, y tus pensamientos serán afirmados.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...