— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Predicas 907 vistos

La confesión y limpieza del pecado - Armando Alducin.

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha:  Lunes, 26 de mayo del 2014 ID: 201500000574

Síguenos en Facebook



Jesús en el huerto de Getsemaní, dijo al Padre: "Si es posible pase de mí esta copa". ¿Habría otra manera en la que la humanidad pudiera salvarse? Desde el Antiguo Testamento estaba estipulado que sin derramamiento de sangre no habría remisión de pecados. Dios como soberano legislador de la moral lo estipuló así. Solo la sangre de Cristo puede perdonar nuestros pecados y para mantener nuestra comunión con Dios debemos confesar, reconocer nuestro pecado delante de Él y así mantener limpia nuestra vida diaria.
Si estás interesado en el material del Dr. Armando Alducin, puedes escribir a pedidos@vnpem.org.mx

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Ezequiel 34:2-4 (RVR 1960)

Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y di a los pastores: Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No apacientan los pastores a los rebaños? Coméis la grosura, y os vestís de la lana; la engordada degolláis, mas no apacentáis a las ovejas. No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia.

Palabras Claves: Armando Alducin

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...