— ENLACES PATROCINADOS —
Escatología

LOS TIEMPOS DE NOÉ No. 1 (INTRODUCCIÓN) - Armando Alducín

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha:  Jueves, 12 de febrero del 2015 ID: 201500000635

Síguenos en Facebook



La Palabra de Dios nos dice en Génesis 6:5-6 "Y el Señor vio que era mucha la maldad de los hombres y que toda intención de los pensamientos de su corazón, era solo hacer siempre el mal. Y le peso al Señor haber hecho al hombre en la tierra y sintio tristeza en su corazón".

Es inquietante que Jesús compara a la última generación sobre la tierra con la generación de Noé. Esto puede mostrarnos una realidad que poco se conoce. No se necesita ser religioso para darse cuenta de que algo grabe esta sucediendo en el mundo, basta ver la cantidad de desastres climatológicos que están dándose últimamente y como la maldad, la inmoralidad y el pecado han corrompido la humanidad. Así como en los tiempos de Noé.

Esta es una serie con un llamado de alerta para despertar de nuestro letargo espiritual y advertir del peligro que se avecina. Debemos volvernos a buscar a nuestro Dios... mientras pueda ser hallado.


(Mateo 24:37-39)

Esta generación que Jesús escogió, fue ¨los tiempos de Noé¨.

¿Por qué Jesús escogió esta generación específica en medio de otras miles que existieron?
¿Qué características tenían esos tiempos que puedan ser similares a los nuestros?
Si estás interesado en el material del Dr. Armando Alducin, puedes escribir a pedidos@vnpem.org.mx

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Ezequiel 34:2-4 (RVR 1960)

Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y di a los pastores: Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No apacientan los pastores a los rebaños? Coméis la grosura, y os vestís de la lana; la engordada degolláis, mas no apacentáis a las ovejas. No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...