Devocionales 88 vistos

Devocional: Cómo tratar a las personas

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Cómo tratar a las personas
Fecha: Martes, 15 de enero del 2019 ID: 201700002514

Síguenos en Facebook

Rom 12:10 amaos los unos a los otros con amor fraternal, en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.

Un pastor me vino a ver un día y me preguntó:

  • “¿Cómo puedo salirme de mi iglesia?”
  • “¿Por qué quieres salirte?” le pregunté, “¿qué tiene de malo tu iglesia?”
  • “Tengo un montón de perdedores en mi iglesia”
  • “¿Perdedores? Me pregunto si realmente son perdedores o si ellos se ven como perdedores porque es así como los ves tú”

Aceptó que quizá fue esto último, y es verdad porque no hay perdedores en el reino de Dios, ninguno. ¿Cómo puedes llamarle perdedor a un hijo de Dios? Así como es importante para ti el creer en tu verdadera identidad como hijo de Dios, es igual de importante que percibas a otros cristianos por quienes son y los trates de acuerdo a eso.

Yo creo que la gran determinante de cómo tratamos a las personas es cómo las percibimos. Si vemos a la gente como perdedores, comenzaremos a creer que son perdedores. Y si creemos que son perdedores, los trataremos como perdedores y ellos reflejarán ese comportamiento y actuarán como perdedores. Pero si percibimos a nuestros hermanos y hermanas en Cristo como redimidos, justos, santos, entonces los trataremos como santos y serán grandemente ayudados a comportarse como santos.

Cuando Pablo guió a Onésimo, un esclavo fugitivo, a Cristo, lo envió de vuelta a su amo y le dijo a Filemón que lo aceptara como a un amado hermano (Filem 1:16) Necesitamos percibir y tratar a todos los creyentes, sin importar su estatus socioeconómico, como hermanos amados. Pedro instruyó a los esposos a que trataran a sus esposas como coherederas de la gracia de vida (1 Ped 3:7) Tu cónyuge, sin importar sus faltas, es tu igual espiritual y debes tratarle como tal.

El Nuevo Testamento claramente declara que somos santos que pecan. Cualquier hijo de Dios, quien dice que no tiene pecado, es un mentiroso (1 Juan 1:8) Pero no debemos enfocarnos en los pecados de otros. En lugar de ello hemos sido llamados a percibir la naturaleza de Cristo en cada uno, creer en que somos santos y edificarnos unos a otros.

Por Neil Anderson

ORACIÓN
Gracias Señor porque el amor cubre multitud de pecados. Ayúdame a amar y a aceptar a otros hoy en lugar de criticarlos, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Efesios 4:8 (RVR 1960)

Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres.

Palabras Claves: Neil AndersonReflexionesCómo tratar a las personas

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...