— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 70 vistos

Devocional: Dame de beber

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Dame de beber
Fecha: Viernes, 18 de enero del 2019 ID: 201700002523

Síguenos en Facebook

Jesús dijo eso. Tenía sed después de haber tenido una larga caminata en el rayo del sol. Cerca del mediodía, llegó a un pozo en un poblado llamado Sicar. El pozo de Jacob estaba localizado en ese lugar. Cansado y acalorado, Jesús se sentó cerca del pozo. Pronto una mujer se acercó al mismo pozo. Al ver que ella estaba sacando agua, le pidió que le diera de beber, esto sucedió en un lugar llamado Samaria, una región donde los judíos rara vez iban. Ella se sorprendió incluso de que le hablara. Esto condujo a un diálogo que fue tan significativo que Juan lo grabó en el cuarto evangelio, el que lleva su nombre (Juan 4:1-30)

Tómate el tiempo para leer esta historia lenta y cuidadosamente. Imagínalos, presta atención a tres cosas:

  1. · Las palabras de Él hacia ella, especialmente aquellas en los versos 10, 13-14
  2. · Las palabras de ella hacia Él al tratar de entender quién era.
  3. · Las palabras de ella hacia los demás, cuando más adelante les dice a otros acerca de Él.

Finalmente toma el tiempo de contestar estas preguntas:

¿Qué quiso decir Jesús cuando le dijo a la mujer “Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás”?

¿Cuáles son las diferencias entre el tipo de agua que bebemos y el tipo de agua que Jesús nos da?

Tan esencial como es el agua para nuestro bienestar, no satisface nuestra sed permanentemente. Siempre querremos y necesitaremos más, mucha más. Pero el agua que ofrece Jesús no sólo trae satisfacción momentánea, trae satisfacción para siempre.

Quizá sea tiempo de que le digas a Jesús lo que Él le dijo a la mujer: “dame de beber”

Por Charles Swindoll

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Proverbios 24:16 (RVR 1960)

Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; mas los impíos caerán en el mal.

Palabras Claves: Charles SwindollReflexionesDame de beber

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...